Al Bashir promete lograr este año la paz "definitiva" en Sudán

Omar al Bashir
REUTERS / MOHAMED NURELDIN ABDALLAH
Publicado 14/02/2019 18:18:51CET

MADRID, 14 Feb. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Sudán, Omar Hasán al Bashir, ha prometido lograr la paz en todo el país durante este año, en medio de las manifestaciones en su contra en la capital, Jartum, y otras zonas del país, según ha informado el portal local de noticias Sudan Tribune.

El mandatario ha señalado que 2019 será el año en el que las armas "sean silenciadas de forma definitiva" y ha resaltado que los altos el fuego declarados en varias partes del país "son la prueba de que hay una firme voluntad de paz".

Al Bashir declaró en junio de 2016 un alto el fuego en Darfur, Nilo Azul y Kordofán del Sur --regiones en las que estallaron conflictos en 2011, tras la independencia de Sudán del Sur--, y lo ha ido prorrogando desde entonces.

Los grupos armados Movimiento de Liberación del Pueblo de Sudán-Norte (SPLM-N), el Movimiento de Liberación de Sudán-Minni Minnawi (SLM-MM) y el Movimiento Justicia e Igualdad (JEM) han declarado igualmente altos el fuego unilaterales en Darfur, Nilo Azul y Kordofán del Sur.

Los enfrentamientos entre el Ejército y los rebeldes en las regiones de Kordofán y Nilo Azul estallaron en 2011, cuando Sudán del Sur proclamó su independencia. El conflicto en Darfur comenzó en 2003 cuando las tribus predominantemente no árabes se alzaron en armas contra en Gobierno árabe de Sudán.

El país ha sido escenario de multitudinarias manifestaciones desde finales de diciembre para pedir la salida del poder de Al Bashir y protestar contra el empeoramiento de las condiciones de vida.

Un asesor de la Presidencia de Sudán rechazó el martes los llamamientos a favor de la creación de un gobierno de transición y reiteró que la salida del poder de Al Bashir tendrá lugar únicamente a través de las urnas. Las próximas elecciones se celebrarán en 2020.

Hasta el momento, las autoridades han contabilizado más de 30 muertos en el marco de las manifestaciones, incluidos dos policías. Grupos de Derechos Humanos estiman en al menos 40 los fallecidos durante estas protestas, las más importantes desde que Al Bashir llegó al poder en un golpe de Estado en 1989.

Al Bashir ha responsabilizado de las protestas a "agentes" extranjeros y ha retado a sus rivales a tratar de llegar al poder a través de las urnas. Asimismo, ha advertido de que no permitirá ninguna 'Primavera Árabe', en alusión a la ola de protestas que sacudió Oriente Próximo y el norte de África en 2011.

Sobre Al Bashir pesa una orden de arresto del Tribunal Penal Internacional (TPI) por genocidio y crímenes contra la Humanidad por los presuntos abusos cometidos en la provincia de Darfur. Hasta ahora se ha librado del procesamiento al evitar su detención viajando sólo a países aliados.

Para leer más