Al Bashir reaparece en público durante su traslado a la oficina del fiscal anticorrupción de Sudán

Publicado 16/06/2019 16:43:35CET
REUTERS / MOHAMED NURELDIN ABDALLAH - Archivo

JARTUM, 16 Jun. (Reuters/EP) -

El expresidente de Sudán Omar Hasán al Bashir ha aparecido este domingo en público por vez primera desde que fuera derrocado por el Ejército el pasado 11 de abril, y lo ha hecho durante su traslado de la prisión a la oficina del fiscal anticorrupción para responder de las acusaciones de apropiación indebida, entre otros cargos, formuladas en su contra.

Al Bashir, ataviado con la tradicional túnica blanca y un turbante, fue trasladado en un 4x4 hasta la oficina del fiscal en la capital, Jartum, desde la cárcel de Jarum Norte, donde lleva detenido 16 semanas.

Al Bashir fue derrocado por una revuelta popular que puso fin a un legado de 30 años de terror. El exmandatario está acusado de crímenes de guerra, crímenes contra la Humanidad y genocidio por el Tribunal Penal Internacional (TPI) por su implicación en las masacres cometidas a principios de la década pasada en la región sudanesa de Darfur.

Desde entonces, el país está sumido en el caos político, en manos de una junta militar reticente a entregar el poder a los civiles, y acusada a su vez de asesinatos indiscriminados y violaciones contra los manifestantes.

Para intentar aplacar la ira de la población, la llamada Junta Militar de Transición ha ordenado la investigación de la antigua cúpula de poder liderada por Al Bashir, finalmente acusado formalmente de corrupción el pasado jueves.

La investigación contra el exmandatario la ha realizado la Fiscalía Anticorrupción y Al Bashir será acusado de "riqueza sospechosa y cruel", por la posesión de divisas extranjeras y por "las órdenes de emergencia", según la agencia estatal SUNA.

Asimismo, la Fiscalía ha anunciado la apertura de diligencias, también por corrupción, contra otros 41 antiguos oficiales sudaneses a las órdenes del dictador.

Para leer más