Un belga condenado a muerte en Irak por pertenencia al Estado Islámico

Irak.- Iniciados en Irak los procedimientos judiciales contra 14 franceses por p
ALAA AL-MARJANI/SIRIA - Archivo
Publicado 18/03/2019 17:56:05CET

BAGDAD, 18 Mar. (Reuters/EP) -

El Tribunal Penal Central de Bagdad ha condenado este lunes a la muerte en la horca a un ciudadano belga, Bilal al Marchohi, de 23 años, por pertenencia al grupo yihadista Estado Islámico y por perpetrar acciones en su nombre.

El juez presidente del tribunal ha leído durante la vista extractos de la confesión suscrita de Al Marchohi y se han podido ver un vídeo y fotografías que demostrarían su pertenencia a Estado Islámico.

Entre ellas hay fotografías halladas en el propio teléfono móvil que se le incautó a Al Marchohi cuando fue capturado en las que aparece portando una pistola y haciendo con la mano un gesto utilizado por los yihadistas. En otras imágenes se le veía cuidando a su hijo, un bebé.

Sin embargo Al Marchohi ha negado todos los cargos en sesión abierta, incluido el de pertenencia a Estado Islámico. "No debería ser juzgado en Irak, sino en Bélgica. Soy ciudadano de Bélgica", ha argumentado.

El juez Yumaa Saidi ha indicado ante el tribunal que estas fotografías constituyen prueba evidente de la pertenencia del sospechoso al Estado Islámico.

El juicio se ha desarrollado con la presencia de un intérprete, que ha traducido todas las frases en árabe al inglés para que el acusado pudiera entenderlas. El acusado tiene asignado un abogado de oficio, pero no ha cruzado con él ni una sola palabra durante el juicio. También han estado presentes representantes consulares de Bélgica.

El Ministerio de Asuntos Exteriores belga ha reconocido que no tiene competencia alguna en este caso, pero ha expresado meridianamente su rechazo a la pena de muerte. La familia de Al Marchohi vive en la ciudad belga de Amberes, pero no ha querid hacer comentarios.

Cientos de presuntos miembros de Estado Islámico están presos en Irak a la espera de juicio tras ser capturados tras la caída del 'califato' del grupo yihadista, que tomó por sorpresa extensos territorios de Irak y Siria en 2014.

Marchohi es el segundo belga condenado a muerte en Irak después del caso de Tarek Yadún, de 30 años, alias 'Abú Hamza al Belyiki', sentenciado a la pena capital en mayo de 2018. Yadún era dirigente de Estado Islámico y aparecía en varios vídeos de propaganda del grupo amenazando con atentados en suelo europeo.

Varias organizaciones de Derechos Humanos han denunciado a Irak y otros países por deficiencias en el debido proceso de juicios que han terminado con condenas injustas.

Para leer más