Bruselas dice que Polonia "no anuncia medidas concretas" para corregir la reforma judicial

Actualizado 31/08/2017 11:29:52 CET
REUTERS

BRUSELAS, 31 Ago. (EUROPA PRESS) -

El vicepresidente de la Comisión Europea, Frans Timmermans, ha asegurado este jueves que la respuesta del Gobierno polaco a la advertencia de Bruselas para que corrija la reforma del sistema judicial que "amenaza" el Estado de Derecho en este país "no anuncia ninguna de medida concreta para resolver las cuestiones planteadas".

"Todavía estamos analizando detenidamente la respuesta. Sin embargo, también por las declaraciones de prensa, ya puedo informarles de que la respuesta polaca no anuncia ninguna medida concreta para resolver las cuestiones planteadas por la Comisión", ha afirmado el holandés ante la comisión de Libertades Civiles, Justicia e Interior del Parlamento Europeo.

No obstante, ha evitado avanzar a los eurodiputados cuál será el siguiente paso de la Comisión Europea porque este aspecto debe ser todavía discutido por el colegio de comisarios y por los representantes de los gobiernos de los Vientiocho en el Consejo de la UE.

Timmermans ha explicado que el Ejecutivo comunitario recibió la respuesta de Varsovia el pasado 28 de agosto. Desde que Bruselas diera un mes a Polonia para corregir la reforma el pasado 26 de julio, el Gobierno polaco ha pedido aclaraciones en dos ocasiones, que la Comisión ha respondido "rápido y en detalle".

"Por resumir, la Comisión ha pasado un año exponiendo sus preocupaciones en relación al Estado de Derecho en Polonia. Hemos analizado, identificado, recomendado y advertido; hemos enviado tres recomendaciones y abierto un procedimiento de infracción sobre la ley de tribunales ordinarios", ha repasado Timmermans.

El vicepresidente del Ejecutivo comunitario ha apuntado que el objetivo de Bruselas no es la imposición de sanciones o la activación del artículo 7 de los Tratados de la UE, que, en última instancia, llevaría a suspender el derecho a voto de Polonia en las decisiones a 28.

Al contrario, el holandés ha subrayado que la intención es mantener un "diálogo constructivo y real" para "resolver la situación del Estado de Derecho en Polonia". "Sin embargo, también hemos dejado clara nuestra determinación de usar todos los instrumentos a nuestra disposición como guardianes de los Tratados cuando sea necesario", ha advertido.

Así, Timmermans ha destacado que la Comisión Europea sigue "abierta" al diálogo y a encontrar "soluciones constructivas", al mismo tiempo que ha recordado que debe debatir la cuestión tanto con los Veintiocho como con la Eurocámara antes de tomar una decisión.

El vicepresidente de la Comisión Europea ha defendido además que el Estado de Derecho es "un valor en sí mismo" y lo que "define" al bloque comunitario, pero ha añadido que "tiene que ver con el modo en el que la UE funciona" porque "el mercado sólo puede funcionar su hay confianza entre gobiernos, operadores económicos y ciudadanos" y porque "cuando hay un conflicto todos son iguales ante la ley y tienen acceso a jueces independientes".

"Es el deber de la Comisión asegurarse de que los estados miembros respetan los Tratados que han firmado y ratificado, esta Comisión se tomará en serio este deber incluso si políticamente esto puede ser extremadamente difícil", ha remarcado.