Actualizado 16/06/2021 15:43 CET

Bruselas evita grandes cambios en la estrategia que plantea para Rusia pese al deterioro en las relaciones

Archivo - El presidente ruso, Vladimir Putin.
Archivo - El presidente ruso, Vladimir Putin. - -/Kremlin/dpa - Archivo

BRUSELAS, 16 (EUROPA PRESS)

La Comisión Europea ha planteado este miércoles una nueva estrategia para el futuro de las relaciones con Rusia basada en la respuesta, la contención y el compromiso con Moscú, un enfoque que no introduce grandes cambios en la actual 'hoja de ruta', pese al creciente deterioro de las relaciones.

La propuesta que ha presentado este miércoles el Alto Representante de la UE para Política Exterior, Josep Borrell, evita elevar el tono con el Kremlin y viene a ser una continuación de la filosofía adoptada por el bloque europeo en tiempos de sus predecesora, Federica Mogherini. El plan irá ahora a la mesa de los líderes de los Veintisiete, que en la cumbre de junio decidirán el rumbo de las relaciones con Rusia.

En rueda de prensa, el Alto Representante ha defendido que la UE no abandonará los principios vectores que han regido la relación con Rusia hasta ahora, sino que se trata de "orientar su puesta en práctica".

Con este planteamiento, el bloque europeo busca ser "más proactivo y menos reactivo", dirigiendo mejor la relación con Rusia y combinar las tres "herramientas" de una forma combinada. "Proponemos un fuerte compromiso, ser más asertivos, más activos y aumentar nuestras capacidades", ha explicado el político español.

En todo caso, ha enfatizado que la estrategia depende en buena medida de que los Veintisiete cierren filas en torno a una posición única de la UE y que Moscú no logre explotar las diferencias entre las Veintisiete con relaciones bilaterales con los Estados miembros por separado. "Si todos dicen que se debe hablar solo con la UE, entonces Rusia tendrá que contactar con la UE o con nadie", ha apostillado.

Aunque no ha descartado que pueda haber más sanciones comunitarias contra agresiones o ciberataques, Borrell ha insistido en que no existe una "receta general" sobre sanciones y ha defendido usar los instrumentos a disposición de la UE según interese. "Las sanciones son, en todo caso, una herramienta no una política", ha advertido.

RESPUESTA, CONTENCIÓN Y COMPROMISO

La idea de la UE es emplear simultáneamente medidas para responder, contener y comprometerse con Rusia, con el fin de ir hacia "una relación más constructiva y con mayor compromiso político por parte de Rusia", señala la iniciativa comunitaria, que considera "indispensable" que haya un giro en las relaciones y se deje atrás la "actual tendencia de improductividad".

En este sentido, la UE no renuncia a responder a las violaciones de los Derechos Humanos perpetradas por las autoridades rusas y se compromete a levantar la voz en los foros internacionales. Así, el bloque ha reafirmado su apoyo a países de Europa del este como Ucrania o Georgia, que se encuentran bajo la amenaza de Rusia.

"La UE contestará a los ciberataques de forma apropiada y buscará limitar los recursos con los que cuenta el Ejecutivo ruso para su política exterior disruptiva", apunta la 'hoja de ruta' entre las opciones que propone Borrell para responder a la hostilidad de Moscú.

Para contener los intentos de minar los intereses de la UE, Bruselas pide ser más "robustos y resilientes" y empezar a estudiar contramedidas de forma más sistemática y coordinada entre los Veintisiete, además de en cooperación con socios en la OTAN y el G7.

"La UE debe desarrollar su ciberseguridad y su capacidad de defensa, así como herramientas de comunicación estratégica. También debemos continuar fortaleciendo nuestras capacidades contra las amenazas híbridas y hacer un mejor uso de la oportunidad que proporciona la transición energética", añade la comunicación.

En todo caso, la estrategia europea defiende la idea de colaborar con Rusia en áreas que sean de mutuo interés como la lucha contra la pandemia o cuestiones medioambientales. Espera de esta manera mantener el diálogo de cara a cumbres climáticas como la COP26 de finales de año.

En cuanto a política exterior, Moscú juega un papel clave en temas globales como el pacto nuclear con Irán, la no proliferación nuclear, la situación en Oriente Próximo o Afganistán, por lo que Bruselas pide mantener la cooperación en estos ámbitos.

Para leer más