La campaña por el 'no' confía en ganar el referéndum sobre Escocia aunque sea "en el último momento"

Actualizado 05/07/2015 8:46:34 CET

LONDRES, 10 Sep. (EUROPA PRESS) -

El jefe de la campaña por el 'no', Blair McDougall, ha confiado este miércoles en ganar el referéndum sobre la independencia de Escocia que se celebrará el 18 de septiembre, aunque sea "en el último momento".

"Esta lucha por el futuro de Escocia se decidirá en el último momento, pero la vamos a ganar", ha dicho, en declaraciones recogidas por el diario británico 'The Guardian' en alusión a la ajustada lucha que plantean los sondeos sobre intención de voto.

McDougall ha alertado de que el ministro principal de Escocia, Alex Salmond, "quiere asumir muchos riesgos --sobre la libra, sobre las pensiones, sobre el Servicio Nacional de Sanidad-- que, según se ha demostrado en los últimos días, son riesgos reales".

"La separación tendrá un coste en empleo y aumentará los costes para las familias escocesas. Esto es muy importante que se sepa, porque no habrá una vuelta atrás", ha advertido.

McDougall ha explicado que "no es necesario asumir todos esos riesgos". "Hay un camino mejor para Escocia. Podemos tener más poderes para Escocia --sobre impuestos y bienestar social-- y mantener la fuerza, la seguridad y la estabilidad que dan ser parte de Reino Unido", ha insistido.

Los partidarios del 'no' han reaccionado de esta forma a la última medición realizada por Survation para el 'Daily Record', según la cual los unionistas se impondrían a los independentistas con un 53 por ciento de los votos frente a un 47, mientras que los indecisos se sitúan en el 10 por ciento.

Se trata del primer sondeo sobre intención de voto que devuelve el liderazgo a la campaña por el 'no', después del publicado el pasado fin de semana que, por primera vez, concedía la victoria a los partidarios del 'sí'.

El jefe de la campaña por el 'sí', Blair Jenkins, ha desestimado los datos del último sondeo y ha asegurado que están "acortando distancias" para alcanzar el triunfo en el referéndum sobre la independencia de Escocia.

"Considero que la campaña por el 'sí' es el perdedor previsible. ¿Por qué? Porque sabemos que el 'establishment' de Westminster lanzará todo lo que tenga sobre el pueblo de Escocia durante el fin de semana", ha dicho, por su parte, Salmond.

"QUEDÁOS CON NOSOTROS"

Tras conocerse los datos del fin de semana, el primer ministro británico, David Cameron; su 'número dos', el liberal demócrata Nick Clegg; y el líder laborista, Ed Miliband; decidieron ir este miércoles a Escocia para hacer campaña por el 'no'.

Con este viaje, los jefes de los principales partidos políticos de Reino Unido se han ausentado de la sesión semanal de control al primer ministro que se celebra en el Parlamento. "Hemos acordado que el lugar indicado para estar es Escocia, no Westminster", explicaron ayer.

Cameron ha asegurado hoy que le partiría el corazón si los escoceses optaran por la independencia y rompieran así la "familia" de Reino Unido y ha dejado claro que lo que le importa es el país y no su partido, después de que le hayan planteado si la independencia de Escocia no beneficia a los conservadores de cara a las generales.

Por su parte, Clegg ha participado en un acto en Selkirk, un bastión liberal demócrata en el sur de Escocia, donde ha defendido que "la familia de naciones que compone Reino Unido ha hecho cosas destacables durante un largo periodo de tiempo", entre las que ha citado, por ejemplo, la derrota del fascismo o la creación de la BBC.

También el líder de la oposición ha querido hacer llegar a los escoceses un mensaje cargado de sentimientos y les ha asegurado que quiere convencerles con "la cabeza, el corazón y el alma". "Por favor, quedáos con nosotros", ha pedido a los escoceses, prometiendo que el próximo Gobierno que surja de las elecciones de 2015 será laborista y entonces se producirá la devolución de los poderes prometidos.

Para leer más