Publicado 26/06/2020 3:36:41 +02:00CET

Casi la mitad de los niños yemeníes menores de cinco años podrían sufrir desnutrición para final de año

Un niño yemení delante de un edificio destruido.
Un niño yemení delante de un edificio destruido. - UNICEF/CLARKE FOR UNOCHA - Archivo

UNICEF pide 461 millones de dólares para responder a la crisis en Yemen

MADRID, 26 Jun. (EUROPA PRESS) -

El número de niños menores de cinco años con desnutrición en Yemen podría ascender un 20 por ciento y alcanzar los 2,4 millones, lo que constituye casi la mitad de todos los niños del país en ese rango de edad, para final de año, ha alertado el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF).

Así se desprende de un informe del organismo que aborda los más de cinco años del conflicto del país y que pone el foco en que millones de niños podrían verse empujados "al borde de la hambruna" debido a la "gran" falta de financiación destinada a ayuda humanitaria y en el contexto de la pandemia del coronavirus.

El trabajo, 'Yemen, cinco años después: niños, conflicto y COVID-19', concreta que 6.600 niños menores de cinco años podrían morir antes de final de año debido a causas prevenibles, lo que supone un aumento del 28 por ciento, y otros 30.000 niños podrían desarrollar desnutrición severa aguda, potencialmente mortal, durante los siguientes seis meses.

Al tiempo que la "desesperada" situación de los niños podría deteriorarse "considerablemente", UNICEF ha alertado de que las infraestructuras sanitarias en Yemen, que están "destrozadas", tratan de lidiar ahora con el coronavirus.

"No hay palabras suficientes para explicar la magnitud de esta emergencia cuando los niños en lo que es ya la peor crisis humanitaria de la historia están luchando por su supervivencia mientras la COVID-19 toma fuerza", ha lamentado la representante de UNICEF en Yemen, Sara Beysolow Nyanti.

Según el organismo, el sistema sanitario se dirige al colapso. Después de años de conflicto, solo la mitad de las instalaciones sanitarias están operativas y hay un gran déficit de medicamentos, equipamiento y personal.

Por otra parte, la falta de acceso a agua y saneamiento está facilitando la propagación de la COVID-19, que ya ha infectado a más de mil personas en Yemen. Los datos que maneja UNICEF muestran que unos 9,5 millones de niños no tienen acceso suficiente a agua segura, saneamiento o higiene. Asimismo, con las escuelas cerradas, 7,8 millones de niños no tienen acceso a educación.

El no ir a clase y el empeoramiento de la economía podrían poner a los niños en un mayor riesgo de trabajo infantil, reclutamiento por parte de grupos armados y matrimonio infantil. Naciones Unidas ha registrado que 3.467 niños, algunos de tan solo diez años, han sido reclutados y utilizados por los grupos y fuerzas armados en los últimos cinco años.

Así, UNICEF, que trabaja con la Organización Mundial de la Salud (OMS) y las autoridades sanitarias yemeníes, ha hecho un llamamiento por valor de 461 millones de dólares (410 millones de euros) para su respuesta humanitaria en Yemen y otro de 53 millones de dólares (47 millones de euros) solo para la respuesta a la COVID-19.

Hasta ahora, el llamamiento para dar respuesta a la pandemia solo ha recibido el 10 por ciento de los fondos necesarios, mientras que el llamamiento humanitario el 39 por ciento.

"Si no recibimos fondos urgentemente, los niños se verán empujados al borde la hambruna y muchos morirán", ha insistido Nyanti. "La comunidad internacional estará entonces enviando el mensaje de que las vidas de los niños en una nación arrasada por el conflicto, la enfermedad y el colapso económico, simplemente no importan", ha agregado.

EL TIEMPO APREMIA

En particular, el informe ha advertido de que, si a finales de agosto no se han recibido 54,5 millones de dólares (48,4 millones de euros) para financiar servicios de salud y nutrición, 23.500 niños con desnutrición severa aguda estarán en un mayor riesgo de morir.

También, más de un millón de niños no recibirán suplementos de micronutrientes vitales y vitamina A y 500.000 mujeres embarazadas y lactantes perderán apoyo esencial en materia nutricional, como asesoramiento sobre alimentación de bebés y niños o suplementos de ácido fólico y hierro.

Asimismo, cinco millones de niños menores de cinco años no serán vacunados contra enfermedades mortales y 19 millones de personas perderán acceso a atención sanitaria, incluidos un millón de mujeres embarazadas y lactantes.

El trabajo también destaca que, a menos que se garantice la llegada de 45 millones de dólares (40 millones de euros), los servicios de agua y saneamiento para tres millones de niños y sus comunidades, algo esencial, empezarán a cerrar a finales de julio.

UNICEF ha recordado que esto tendrá un impacto muy negativo en los más de dos millones de niños desnutridos que son especialmente vulnerables y cuyo estado nutricional podría empeorar desastrosamente si la ayuda se interrumpe.

"UNICEF está trabajando contrarreloj en una situación increíblemente difícil para llevar ayuda a niños que la necesitan desesperadamente, pero solo tenemos una parte de los fondos necesarios para ello", ha recalcado Nyanti.

"Los niños de Yemen necesitan una paz y estabilidad duraderas en su país. Hasta que esto se logre, debemos hacer todo lo que podamos para salvar vidas y proteger su infancia", ha remachado.

Contador

Para leer más

Lo más leído

  1. 1

    Arrojan pintura roja contra el panteón donde reposan las cenizas de Fernando Buesa, asesinado por ETA en 2000

  2. 2

    Los casos de coronavirus en Europa han aumentado un 10% en las últimas 2 semanas

  3. 3

    El reparto de 'Casi famosos' conmemora su 20 aniversario

  4. 4

    La reacción de Toñi Moreno tras ser sustituida por Jesús Vázquez

  5. 5

    La OMS reconoce que el Covid-19 podría transmitirse por el aire en sitios cerrados, abarrotados y con poca ventilación