Publicado 27/07/2020 22:20:39 +02:00CET

La CEDEAO aboga por un Gobierno de unidad para poner fin a la crisis en Malí y amenaza con sanciones

El presidente de Malí, Ibrahim Boubacar Keita
El presidente de Malí, Ibrahim Boubacar Keita - 2013 GETTY IMAGES / SEAN GALLUP - Archivo

MADRID, 27 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Comunidad Económica de Estados de África Occidental (CEDEAO) ha abogado este lunes por la creación de un Gobierno de unidad en Malí y ha amenazado con sanciones contra aquellos que actúen contra la "normalización" de la situación en el país africano.

El organismo regional ha celebrado este lunes una cumbre extraordinaria tras la reciente visita al país de una delegación de alto nivel integrada por cinco presidentes con el objetivo de contactar con el Ejecutivo y la oposición para lograr una solución a la crisis.

Los contactos en Malí se saldaron sin acuerdo principalmente por la negativa de la CEDEAO a pedir la dimisión del presidente, Ibrahim Boubacar Keita, una de las principales exigencias del opositor Movimiento 5 de Junio-Agrupación de Fuerzas Patrióticas (M5-RFP).

La CEDEAO, que ha rechazado en varias ocasiones la posibilidad de que Keita presente su dimisión, ha publicado durante la jornada una lista con seis puntos para solucionar la crisis, una batería de medidas que no contempla la salida del poder del mandatario.

Así, exige la dimisión "inmediata" de los 31 diputados del Parlamento cuya elección ha sido "contestada" y la organización de elecciones legislativas parciales para el reparto de estos escaños en las circunscripciones afectadas.

"La Mayoría Presidencial deberá poner todo en marcha para obtener estas dimisiones, que abrirán la vía a las elecciones parciales", ha manifestado el presidente de Níger, Mahamadou Issoufou, quien es presidente de turno de la CEDEAO.

En este sentido, ha señalado que "hasta la celebración de estas elecciones el Parlamento "podrá funcionar con los 116 diputados restantes", antes de reclamar la "recomposición rápida" del Tribunal Constitucional, cuyo cese exige el movimiento opositor, según ha recogido el portal maliense de noticias Mali Actu.

Por otra parte, ha abogado por crear un Gobierno de unidad en el que haya miembros del movimiento opositor y la sociedad civil, si bien ha manifestado que los ministros de Defensa, Justicia, Exteriores, Seguridad y Finanzas "podrían ser nombrados antes de la formación" de este nuevo Ejecutivo.

La CEDEAO ha apostado además por la creación de una comisión de investigación para "situar las responsabilidades" en la muerte de más de una decena de manifestantes el 10 de julio a manos de las fuerzas de seguridad, así como en la "destrucción de bienes" por parte de participantes en las protestas.

Por otra parte, ha pedido crear un "comité de seguimiento" de todas las medidas que estaría integrado por representantes del Gobierno, el Parlamento, la sociedad civil, la magistratura, el M5-RFP, las mujeres y jóvenes, y contaría con la participación de la Unión Africana (UA) y Naciones Unidas.

El mandatario nigerino ha resaltado además que "se pondrá en marcha un régimen de sanciones por parte de la CEDEAO contra aquellos que lleven a cabo actos contrarios a los procesos de normalización en esta crisis" y ha agregar que todas estas medidas deben ser aplicadas antes del 31 de julio.

La oposición ha denunciado la incapacidad del Gobierno para hacer frente al incremento de la violencia yihadista a manos de las filiales de Al Qaeda y Estado Islámico, la cual ha potenciado también una incipiente violencia de tipo comunitario que enfrenta esencialmente a peul, a los que se identifica con los terroristas, con otros grupos étnicos.

A esto se suma una grave situación económica, la percibida corrupción de la clase política y ahora también el impacto de la pandemia de coronavirus, así como el rechazo de la oposición a los resultados de las elecciones parlamentarias celebradas a finales de marzo en el país africano.

La CEDEAO ya se implicó con éxito en 2012 en un esfuerzo de mediación de la grave crisis política desatada en el país africano a causa del golpe de Estado que puso fin al mandato de Amadou Toumani Touré, después de que las partes aceptaran su plan.

Contador

Para leer más