Publicado 04/02/2022 09:35

La CEDEAO desplegará tropas en Guinea Bissau para "apoyar la estabilización" tras la intentona golpista

El presidente de Guinea Bissau, Umaro Sissoco Embaló.
El presidente de Guinea Bissau, Umaro Sissoco Embaló. - ALIU BALDE / XINHUA NEWS / CONTACTOPHOTO

El organismo muestra su compromiso de "permanecer firme a la hora de proteger la democracia y la libertad y la región"

MADRID, 4 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Comunidad Económica de Estados de África Occidental (CEDEAO) ha anunciado que desplegará tropas en Guinea Bissau para "apoyar la estabilización del país" tras el intento de golpe de Estado del martes, que se saldó con más de una decena de muertos, según confirmaron las autoridades.

El organismo ha indicado en un comunicado tras la cumbre extraordinaria celebrada el jueves que "condena firmemente el intento de golpe de Estado en Guinea Bissau" y ha mostrado su "solidaridad" con el presidente del país, Umaro Sissoco Embaló, y "el pueblo de Guinea Bissau".

"A la vista de los últimos acontecimientos, la autoridad decide desplegar una fuerza con el objetivo de apoyar la estabilización del país", ha manifestado el bloque, que ha mostrado además su compromiso de "permanecer firme a la hora de proteger la democracia y la libertad y la región".

De esta forma, ha reiterado "su postura decidida para mantener el principio de tolerancia cero con respecto al ascenso al poder a través de medios inconstitucionales", tras la oleada de asonadas militares en África occidental desde 2020, que han afectado a Malí, Guinea y Burkina Faso, además de sendas intentonas en Guinea Bissau y Níger.

La CEDEAO ha mostrado por ello su "preocupación" por "la violación del orden constitucional en la región, principalmente con el reciente golpe de Estado y el intento de golpe de Estado en algunos estados miembro", en referencia a Burkina Faso y Guinea Bissau, respectivamente.

"La autoridad reafirma su compromiso con reforzar la democracia, la libertad y la gobernanza en la región e instruye a la comisión a acelerar la revisión del Protocolo Suplementario sobre Democracia y Buena Gobernanza de 2011 y los instrumentos legales relacionados", ha recalcado.

En este sentido, la CEDEAO ha anunciado una serie de decisiones en relación con Burkina Faso tras la asonada del 24 de enero, liderada por Paul-Henri Sandaogo Damiba, incluido el mantenimiento de la suspensión de Uagadugú en el seno del organismo, si bien no ha desvelado sanciones adicionales.

El organismo, que ha dicho "tomar nota del deterioro de la situación humanitaria y de seguridad en el país", ha pedido "un rápido retorno al orden constitucional para hacer frente de forma efectiva a estos asuntos", al tiempo que ha mostrado su "absoluta condena" al derrocamiento del expresidente Roch Marc Christian Kaboré.

Así, ha reclamado la liberación "incondicional" del exmandatario y ha reclamado a la junta militar que "establezca instituciones de transición, adopte un calendario de transición y facilite el retorno al orden constitucional lo antes posible", mientras que mantendrá un "contacto continuo" con las autoridades militares a través de un mecanismo de supervisión para "acompañar" este proceso de transición.

En el caso de Guinea, la CEDEAO ha dicho que "toma nota del reciente establecimiento del Consejo Nacional de Transición (CNT)" --el Parlamento de transición, que celebrará este sábado su sesión inaugural--, si bien ha mostrado su "preocupación" ante la ausencia de un "calendario de transición", cinco después de la asonada que derrocó a Alpha Condé.

Por ello, ha decidido mantener las sanciones impuestas al país y ha pedido a la junta, encabezada por Mamady Doumbouya, que "entregue a la CEDEAO un calendario aceptable para restaurar el orden constitucional", al tiempo que ha mostrado su "disposición" a "acompañar a Guinea hacia el retorno al orden constitucional en el menor plazo de tiempo".

En otro orden de cosas, ha lamentado que la junta militar de Malí no haya presentado "un nuevo calendario (para la transición) en línea con las decisiones de la CEDEAO", después de la imposición de duras sanciones a principios de enero ante la violación de los compromisos para celebrar elecciones en febrero de este año tras la asonada de agosto de 2020.

El organismo regional ha decidido por ello "mantener todas las sanciones impuestas a Malí" y ha reclamado a las autoridades, encabezadas por Assimi Goita, que "propongan urgentemente un calendario electoral aceptable a la CEDEAO para permitir una retirada progresiva de las sanciones".

Por último, ha mostrado su disposición a trabajar junto a la Unión Africana (UA) y Naciones Unidas "para dar el apoyo técnico necesario a las autoridades de Burkina Faso, Guinea y Malí a la hora de aplicar los calendarios aprobados" de cara a completar sus respectivos procesos de transición.

Más información