Publicado 13/07/2021 15:31CET

Cerca de 3,5 millones de personas se han visto desplazadas por la violencia en Afganistán, según ACNUR

Archivo - Refugiados afganos en un edificio en la frontera entre Turquía y Grecia
Archivo - Refugiados afganos en un edificio en la frontera entre Turquía y Grecia - Yasin Akgul/dpa - Archivo

MADRID, 13 Jul. (EUROPA PRESS) -

Alrededor de 3,5 millones de personas se han visto desplazadas por la violencia en Afganistán, incluidas cerca de 270.000 desde el mes de enero, según ha informado este martes el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), que ha alertado de la crisis humanitaria que se cierne sobre el país centroasiático.

El organismo ha destacado que las familias que han tenido que huir de sus hogares durante las últimas semanas han citado como principal el repunte de la violencia, en medio de las ofensivas de los talibán a pesar del proceso de paz iniciado en septiembre de 2020 con el Gobierno de Afganistán.

Así, han denunciado casos de extorsión por parte de grupos armados y la presencia de artefactos explosivos de fabricación casera en las principales carreteras del país, lo que se suma a las alteraciones en la entrega de servicios sociales y la pérdida de ingresos a causa de la inseguridad.

En este sentido, ACNUR ha recordado que la cifra de víctimas mortales entre la población civil aumentó un 29 por ciento en el primer trimestre de 2021 en comparación con este mismo periodo del año pasado, según los datos recabados por la Misión de Asistencia de Naciones Unidas en Afganistán (UNAMA).

Por ello, ha hecho hincapié en las grandes necesidades a las que hacen frente los desplazados, entre ellos alojamiento, alimentos, asistencia médica e instalaciones de saneamiento, antes de incidir en que el impacto de la pandemia de coronavirus y los desastres nacionales han llevado la situación a un punto límite.

ACNUR ha destacado la importancia de lograr un acuerdo de paz y ha reseñado que la comunidad internacional debe mantener su apoyo al Gobierno y a la población de Afganistán, así como a los países vecinos, antes de destacar que Irán y Pakistán acogen a casi el 90 por ciento de los refugiados afganos, con cerca de dos millones de personas registradas.

El Gobierno paquistaní ha afirmado este martes que no aceptará la entrada a más refugiados procedentes de Afganistán al considerar que ha alcanzado "su límite" y ha pedido ayuda a la comunidad internacional ante un repunte de la violencia en el país vecino.

El país se ha visto sumido en un aumento de la violencia durante los últimos meses, en los que los talibán han logrado importantes avances territoriales, en medio del proceso de retirada de las tropas internacionales, lo que ha generado preocupación en la comunidad internacional ante la aparente incapacidad de las fuerzas de seguridad para hacer frente a los insurgentes.

Contador

Para leer más