China aumenta el umbral de pobreza hasta casi un dólar al día

Actualizado 29/11/2011 20:06:59 CET

PEKÍN, 29 Nov. (EUROPA PRESS) -

Las autoridades chinas han elevado el umbral de pobreza hasta un dólar al día (75 céntimos de euro), lo que supone que unas 128 millones de familias chinas podrían verse beneficiadas debido a que el Gobierno está obligado a pagar subsidios a las familias que no lleguen a los ingresos mínimos anuales.

El aumento supone un incremento del 80 por ciento respecto a 2010, ya que el umbral de pobreza se situaba el pasado año en 1.274 yuanes (unos 150 euros) de ingresos anuales y con la subida, el Ejecutivo fija dicha tasa en los 2.300 yuanes (270 euros).

Este fuerte aumento supone que el umbral de pobreza se sitúa cerca de los estándares internacionales del Banco Mundial, que en 2008 lo estableció en 1,25 dólares de ingresos al día.

Este nuevo umbral permitirá que 128 millones de personas puedan beneficiarse de los subsidios que concede Pekín a las familias que no llegan a los ingresos mínimos anuales, según informó al agencia estatal de noticias Xinhua.

Según un informe del Gobierno, el número de personas que no llegaban al umbral anteriormente fijado en las zonas rurales chinas se redujo hasta los 26,8 millones de personas en 2010 desde los 94,2 millones hace diez años.

El presidente chino, Hu Jintao, aseguró este martes en la Asamblea Popular Nacional que reducir la pobreza es una "tarea importante y urgente".

"Los grandes logros que ha hecho China para reducir la pobreza han contribuido a promover el desarrollo económico, la estabilidad política, la unidad étnica, la seguridad fronteriza y la armonía social", comentó Hu.

El presidente indicó que la reducción de la pobreza ya no consiste en proporcionar alimentos o ropa, sino reducirla a todos los niveles, mejorando el medio ambiente, fortaleciendo las capacidades de desarrollo y reduciendo la distancia entre ricos y pobres.

Hasta 2008, el umbral de pobreza estaba dividido en dos categorías: una para la pobreza absoluta y otra para las familias de ingresos bajos. En ese año, ambas tasas fueron unidas y comenzó a contabilizarse según las normas internacionales.