Actualizado 08/07/2015 20:51 CET

La CNFORS considera la resolución de la ONU una derrota de la "calculada guerra de asedio" de Al Assad

La resolución autoriza la entrada de ayuda humanitaria en Siria sin la autorización de Damasco

MADRID, 14 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Coalición Nacional de las Fuerzas de la Oposición y la Revolución Siria (CNFORS) ha manifestado su satisfacción por la aprobación de la Resolución 2165 del Consejo de Seguridad de la ONU por la que se autoriza la entrada de ayuda humanitaria en territorio sirio sin el beneplácito del régimen del presidente sirio, Bashar al Assad, y considera que la medida, "si se aplica rápida y completamente" supondrá la derrota de la "guerra de asedio calculada" de las fuerzas gubernamentales.

"La decisión adoptada hoy por unanimidad por el Consejo de Seguridad de la ONU (...) es un mensaje potente que dice al régimen sirio que su política calculada de guerra de asedio ya no será tolerada", ha afirmado el delegado de la CNFORS ante la ONU, Nayib Ghadbian, en un comunicado oficial.

Ghadbian ha destacado que esta resolución permitirá el envío urgente de alimentos, agua y atención médica a millones de sirios, "pero sólo podrá hacerse si la ONU y sus socios la aplican rápidamente".

La CNFORS ha destacado que su brazo armado, el Ejército Libre Sirio, está dispuesto a facilitar el acceso a las zonas "liberadas" bajo su control, pero pide a la ONU medidas más ambiciosas para que la ayuda pueda llegar a la totalidad de la población siria necesitada, incluidas las previstas en el Capítulo VII de la Carta de San Francisco, en la que se prevé una intervención militar.

LA RESOLUCIÓN

El texto de la resolución aprobada por unanimidad este lunes recuerda que el secretario general de la ONU, Ban Ki Moon, ha denunciado la decisión "arbitraria" de las autoridades sirias de no autorizar la apertura de los pasos fronterizos, lo que constituye una violación del Derecho Internacional.

Por ello, autoriza a las agencias humanitarias de la ONU a "utilizar las rutas a través de los frentes del conflicto y los pasos fronterizos de Bab al Salam, Bab al Hawa, A1 Yarubiyah y A1-Ramtha", que se suman a los pasos actualmente en uso.

Con esta medida, podrán recibir ayuda humanitaria las personas que viven en las zonas controladas por las milicias sublevadas contra Al Assad a través de cuatro pasos fronterizos que comunican territorio sirio con Turquía, Irak y Jordania.

La resolución establece además un mecanismo de vigilancia que durante un plazo de 180 días se encargará de certificar "el carácter humanitario de los envíos" e informar a las autoridades sirias al respecto. Los observadores estarán bajo la dirección de Ban Ki Moon.

La ONU estima que unos 10,8 millones de personas necesitan ayuda humanitaria, de las cuales 4,5 están en zonas de difícil acceso y otros 6,4 millones han huido de sus casas a causa del conflicto, iniciado en 2011 y que ha costado ya al menos 150.000 vidas.

El secretario general de la ONU, Ban Ki Moon, ha destacado que esta resolución "permitirá entregar ayuda a la gente necesitada de Siria por las rutas más directas". La resolución menciona expresamente el material médico y quirúrgico como ayuda humanitaria, hecho que ha destacado Ban porque en otras ocasiones este material ha sido retirado de los cargamentos, "una violación del Derecho Internacional Humanitario".

CONDENA AL RÉGIMEN Y LAS MILICIAS

La resolución incluye además una condena a las "extendidas y continuas violaciones de los Derechos Humanos y del Derecho Internacional Humanitario por parte de las autoridades sirias", y también los "abusos contra los Derechos Humanos y violaciones del Derecho Internacional Humanitario perpetrados por los grupos armados".

El documento expresa además la "alarma" del Consejo de Seguridad ante los "ataques continuos e indiscriminados en zonas pobladas" y menciona en particular los bombardeos sobre la ciudad de Alepo, la más poblada del país.

Igualmente, denuncia el "empleo generalizado de la tortura, los maltratos, la violencia sexual y de género" y los abusos cometidos contra menores de edad, todos ellos constituyentes de crímenes de guerra y crímenes contra la Humanidad.

Para leer más