Actualizado 30/11/2017 19:51 CET

Una comisión de Malasia solicita investigar al ex primer ministro Mahathir Mohamad por corrupción

El ex primer ministro malasio Mahathir Mohamad
OLIVIA HARRIS / REUTERS

KUALA LUMPUR, 30 Nov. (Reuters/EP) -

Una comisión de Malasia ha solicitado este jueves el inicio de una investigación penal contra el ex primer ministro malasio Mahathir Mohamad y contra su segundo, Anwar Ibrahim, por el escándalo de corrupción de divisas que tuvo lugar en la década de 1990, con el que se beneficiaron de cantidades multimillonarias.

En un informe presentado al Parlamento, la comisión ha asegurado que Mahathir y Anwar, ex ministro de Finanzas, podrían haber cometido un delito de violación de confianza y engaño al no notificar las pérdidas de hasta 30.000 millones de ringgit (unos 6.000 millones de euros)
al Banco Central de Malasia entre 1992 y 1994.

"El ministro de Finanzas también fue la principal persona responsable de esconder este hecho y la información acerca de las pérdidas de divisas al Gabinete", ha declarado la comisión.

"El primer ministro, que también tenía conocimiento de las pérdidas de divisas, no corrigió ni ofreció más información cuando se comunicó al Gabinete que esas pérdidas no coincidían con las actuales", ha señalado el informe.

El Gobierno Najib Razak afirmó en junio que había ordenado la creación de una comisión para ahondar en esta cuestión después de que una investigación llevada a cabo por el Parlamento pusiera de manifiesto pruebas sobre el encubrimiento del tamaño real de las pérdidas.

IMPACTO ELECTORAL

Mahathir, de 93 años, fue primer ministro durante 22 años hasta 2003 y en la actualidad encabeza una parte de la oposición, que es el resultado de una coalición dividida. Esta solicitud de la comisión para que se inicie una investigación contra dos de los rivales más fuertes del primer ministro podría afectar a las elecciones que se celebrarán en agosto de 2018.

Hace un año, Mahathir dejó de lado su enemistad con Anwar, que fue acusado en 1998 por cargos de corrupción y actos homosexuales, en un intento por evitar que Najib ganase su tercer mandato consecutivo.

Anwar, que es considerado como uno de los políticos más carismáticos de Malasia, fue acusado por sodomía por segunda vez en 2015 y está cumpliendo una condena de prisión que le impide presentarse a las próximas elecciones.

El inicio de una investigación contra Mahathir y Anwar podría desviar la atención puesta en la figura de Najib por las acusaciones que la oposición ha lanzado contra él debido a su supuesta implicación en la desviación de miles de millones de dólares extraídos ilegalmente de las arcas del Estado.

El primer ministro ha negado haber cometido ninguna mala práctica relacionada con el fraude del fondo malasio 1MDB, a pesar de que este escándalo sigue persiguiendo su mandato.

El departamento de Justicia de Estados Unidos, sin mencionar a Najib, ha presentado una serie de demandas civiles, en el marco de su programa anticleptocracia, para confiscar activos que se sospecha que podrían haber sido comprados con dinero extraído del fondo estatal malasio.

Para leer más