Una comisión surocoreana investigará si doce camareras norcoreanas fueron engañadas para que desertaran

Frontera Corea
REUTERS - Archivo
Publicado 30/07/2018 8:53:27CET

SEÚL, 30 Jul. (Reuters/EP) -

Una comisión de Derechos Humanos de Corea del Sur investigará si unas camareras norcoreanas fueron obligadas o engañadas por un agente de Inteligencia para que desertaran a territorio surcoreano o si lo hicieron por decisión propia.

Las doce camareras y su jefe abandonaron un restaurante estatal norcoreano en China para llegar vía Malasia hasta Corea del Sur en abril de 2016. El Gobierno de Corea del Sur anunció de inmediato su deserción pero Corea del Norte dijo que las camareras fueron secuestradas por agentes surcoreanos y exigió que fueran repatriadas.

El jefe del restaurante norcoreano había declarado previamente a la agencia de noticias surcoreana Yonhap y a otros medios que un agente de la Servicio de Inteligencia Nacional de Corea del Sur (NIS) empleó tácticas de persuasión y amenazas para hacerle entrar con sus trabajadoras en territorio surcoreano.

Algunas de las camareras han dicho que no sabían que llegarían a Corea del Sur hasta que llegaron a la Embajada de Corea del Sur en Malasia, según ha informado la Comisión Nacional de Derechos Humanos de Corea del Sur, un organismo independiente.

Este grupo de defensa de los Derechos Humanos ha creado una investigación a nivel estatal en respuesta a una petición de un grupo de abogados liberales y del relator especial de Derechos Humanos en Corea del Norte, Tomas Ojea Quintana.

Este tema ha complicado los esfuerzos por mejorar las relaciones entre las dos Coreas. El diario estatal norcoreano 'Rodong Shinmun' y la web de propaganda norcoreana Uriminzokkiri han afirmado que si no se devuelve a las camareras ese tema podría suponer un "obstáculo" para celebrar la reunión, prevista para agosto, de familias coreanas separadas desde la guerra de Corea (1950-1953).

El Ministerio de Unificación de Corea del Sur ha informado previamente de que las autoridades del Servicio de Inteligencia mantienen que las camareras y su jefe llegaron por voluntad propia a territorio surcoreano, si bien el titular del departamento, Cho Myoung Gyon, dijo la semana pasada que todavía no se han contrastado los relatos de las trabajadores y de los agentes de Inteligencia.

El Ministerio de Unificación ha subrayado este lunes que está cooperando con la Comisión Nacional de Derechos Humanos para dar respuesta a todas sus peticiones.