Actualizado 28/12/2020 15:23 CET

Condenada a cuatro años de prisión por su cobertura informativa del brote de coronavirus de Wuhan

Imagen de archivo de una persona portando una bandera de China en Hong Kong.
Imagen de archivo de una persona portando una bandera de China en Hong Kong. - Aidan Marzo/SOPA Images via ZUMA / DPA - Archivo


La ONU expresa su preocupación por este caso y por las restricciones de la libertad de expresión en China

MADRID, 28 (EUROPA PRESS)

Un tribunal de Shanghái ha condenado este lunes a cuatro años de prisión a Zhang Zhan, una abogada de 37 años a la que se ha encontrado culpable de haber "generado problemas y peleas" con sus reportajes sobre el brote de coronavirus surgido a finales de 2019 en la ciudad china de Wuhan.

En huelga de hambre desde junio, un mes después de su detención, Zhang ha sido condenada por el Tribunal Popular de la Nueva Área de Pudong, en Shanghái, según ha informado la agencia Hong Kong Free Press citando a su abogado, aunque no ha dado más detalles de lo sucedido.

Zhang se encontraba entre los numerosos ciudadanos chinos que ejercieron de periodistas improvisados durante el estallido de la pandemia en Wuhan. Fue detenida por "difundir mentiras" tras mostrar imágenes de hospitales llenos y lanzar críticas contra la gestión del Gobierno de Pekín, a través de sus redes sociales.

La defensa de Zhang ya adelantó antes de que se celebrara el juicio que la intención de ella era "rechazar la comida hasta el final" en caso de obtener una "sentencia severa".

El Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos se ha mostrado "profundamente preocupado" por la condena contra esta "periodista ciudadana". "Tratamos su caso con las autoridades en 2020 como un ejemplo de las restricciones excesivas de la libertad de expresión vinculadas a la COVID-19 y seguimos pidiendo su liberación", ha reclamado en Twitter la oficina que dirige Michelle Bachelet.

Desde el inicio de la pandemia a finales de 2019 en Wuhan, China ha detenido a varios activistas que trataban de informar de lo que estaba ocurriendo en la 'zona cero' y aunque algunos han sido liberadores, de otros se desconoce su paradero, denunció la semana pasada la ONG Human Rights Watch (HRW).

Uno de los detenidos de los que se desconoce su paradero es Fang Bin, un empresario de Wuhan que fue detenido por publicar vídeos de los hospitales de la ciudad en febrero.

HRW ha señalado que desde primeros de diciembre de este año se han intensificado las detenciones de periodistas, después de que China hubiera expulsado a doce corresponsales extranjeros anteriormente.

Entre los casos mencionados, se encuentra el del activista Ou Biaofeng, detenido en la provincia de Hunán, en base al artículo 23 del código penal chino: "buscar peleas y a causar conflicto", delito por el que podría tener una pena de hasta 5 años de cárcel. Ou había dado voz a detractores del Gobierno chino.

Otro de los casos citados es el del periodista de Bloomberg Haze Fan que fue detenido el pasado 7 de diciembre por "poner en peligro la seguridad nacional", mientras que el 16 le ocurrió lo mismo a Du Bin, un periodista que había trabajado como fotógrafo colaborador con 'The New York Times' y que según sus amigos trabajaba en un libro crítico con el Gobierno.

Para leer más