La congresista musulmana Ilhan Omar reivindica su patriotismo frente a las críticas de Donald Trump

Senate votes on Shutdown
Ron Sachs - Archivo
Publicado 14/04/2019 9:50:36CET

NUEVA YORK, 14 Abr. (EUROPA PRESS) -

La congresista musulmana Ilhan Omar ha defendido en las últimas horas su patriotismo tras una semana de polémica después de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, incorporara a un tuit conmemorativo de los atentados del 11 de septiembre de 2001 un extracto de Omar refiriéndose a los ataques como "algo que hizo alguna gente", una declaración que desde los sectores conservadores se ha interpretado como un desdén hacia las víctimas.

"Nadie -- no importa lo corrupto, inepto o vicioso que sea --, puede amenazar mi amor inquebrantable por América. Sigo completamente determinada a proseguir mi lucha por la igualdad de oportunidades y la obtención de la felicidad para todos los americanos" ha escrito Omar, parte de la nueva generación de representantes de minorías estadounidenses aparecida tras las elecciones legislativas del año pasado.

El mensaje de Trump, publicado en su cuenta de Twitter a última hora del viernes, incluía un extracto de un discurso pronunciado por Omar el pasado mes de marzo durante un banquete organizado por el Consejo de Relaciones Americanas-Islámicas (CAIR, por sus siglas en inglés), donde defendía la existencia de esta organización -- considerada como terrorista por críticos como el imán reformista australiano Mohamad Tawhidi --, después de que "alguien hiciera algo" en referencia a los atentados.

El portavoz de Omar, Jeremy Slevin, indicó que la congresista se equivocó al describir la fundación de CAIR, que en realidad apareció en 1994, a raíz de los atentados de Washington y Nueva York. La organización nunca ha sido designada como terrorista pero sí ha estado vinculada a otras, como la Fundación Tierra Santa, condenadas por financiar grupos armados islamistas.

Omar pronunció su encendido discurso a raíz de los atentados en las mezquitas australianas de Christchurch, donde un hombre de raza blanca mató a tiros a medio centenar de fieles musulmanes. "Muchas personas esperan que nuestra comunidad sienta que necesita ocultarse cada vez que sucede algo", declaró.

"Pero repetidamente les hemos demostrado que no debemos ser intimidados, que no debemos ser amenazados, que no debemos ser aterrorizados, somos fuertes y resistentes, y siempre nos mostraremos como nosotros mismos porque sabemos que tenemos el derecho de una existencia digna y una vida digna", añadió en el mismo discurso.

El tuit de Trump ha exacerbado todavía más la animadversión contra Omar, de origen somalí y representante por Minnesota, después de que hace unos días fuera detenido en Nueva York un individuo que amenazó con "meter una bala en su j*dido cráneo". Omar, que vivió una guerra civil en su Somalia natal para pasar después por un campamento de refugiados en Kenia, viste orgullosa su pañuelo o 'hiyab'.

El partido Demócrata, en plena preparación de las primarias, ha salido al auxilio de Omar aunque algunas candidatas, como Elizabeth Warren, eludieron en un principio mencionarla directamente. Sí lo hizo el candidato Pete Buttigieg. "Las amenazas contra la vida de Ilhan Omar dejan claro lo que nos jugamos si no luchamos contra el odio en todas sus formas", escribió en Twitter.

Contador