Corea.- Cheney tacha de "primer paso esperanzador" el acuerdo con Pyongyang, que asegura tiene "mucho que demostrar"

Actualizado 23/02/2007 19:08:52 CET

SIDNEY, 23 Feb. (EUROPA PRESS) -

El vicepresidente de Estados Unidos, Dick Cheney, aseguró hoy que el acuerdo alcanzado el pasado 13 de febrero para la desnuclearización de la península norcoreana es "un primer paso esperanzador", aunque subrayó que Washington mantiene una perspectiva realista, porque Pyongyang, dijo, tiene todavía "mucho que demostrar" a la comunidad internacional.

"Vamos con los ojos abiertos en este asunto", aseguró Cheney ante los miembros del Diálogo del Liderazgo Australiano-americano en Sydney durante una intervención en la que abordó los recientes acuerdos alcanzados con Pyongyang en el marco de las negociaciones a seis bandas entre los representantes de Estados Unidos, Japón, China, Rusia y las dos Coreas.

"Después de los ensayos con misiles de Corea del Norte el pasado julio, su prueba nuclear en octubre y su historial en la proliferación y abusos a los Derechos Humanos, el régimen de Pyongyang tiene mucho que demostrar", explicó el vicepresidente, citado por la cadena estadounidense 'CNN', añadiendo no obstante que "el acuerdo representa un primer paso esperanzador hacia un mejor futuro para la población norcoreana".

Bajo el acuerdo alcanzado el pasado 13 de febrero por parte de los representantes implicados en las denominadas negociaciones a seis bandas entre Estados Unidos, Rusia, China, Japón y las dos Coreas, Pyongyang se comprometió a cerrar su principal reactor nuclear, Yongbyong, y a normalizar sus relaciones con Corea del Sur, Japón y Estados Unidos, así como a aceptar el regreso de inspectores de la AIEA a cambio de petróleo, ayuda humanitaria y garantías de seguridad.

Por otra parte, Cheney advirtió de la carrera armamentística impulsada por las autoridades chinas. "El mes pasado los ensayos anti-satélite de China y aumentos militares a gran escala son menos constructivos e inconsistentes respecto al declarado objetivo de China de consolidar la paz", constató, si bien se mostró esperanzado de que China emerja como "una fuerza para la estabilidad y la paz en la región".