Actualizado 23/06/2014 18:55 CET

Corea del Sur convoca al embajador japonés por un reciente informe sobre las "mujeres de confort"

SEÚL, 23 Jun. (EUROPA PRESS) -

Corea del Sur ha convocado este lunes al embajador japonés en Seúl, Koro Bessho, para protestar por la reciente revisión que ha hecho el Gobierno de Shinzo Abe sobre una declaración bilateral acerca de las llamadas "mujeres de confort".

El conflicto se reavivó el pasado viernes cuando Japón insistió en que fue una comisión bilateral la que en 1993 se encargó de abordar este espinoso asunto, emitiendo un comunicado de reconocimiento y disculpas de los abusos sexuales.

Corea del Sur argumenta que no hubo tal comisión bilateral, sino que simplemente emitió opiniones informales a petición del entonces jefe de Gabinete japonés Yohei Kono, lo que justificaría que Seúl siga exigiendo a Tokio explicaciones y compensaciones.

"La coerción de las mujeres de confort es un hecho histórico que la comunidad internacional ha reconocido", ha dicho el viceministro de Exteriores de Corea del Sur, en declaraciones recogidas por la agencia de noticias Yonhap.

"Cuanto más intente socavar el comunicado de Kono, más dañada resultará su credibilidad y reputación", ha advertido en alusión al Gobierno japonés.

Corea del Sur ya expresó el pasado viernes su "profundo rechazo" a la revisión del comunicado de Kono por parte de Japón y adelantó que llevaría a cabo una acción más agresiva para demostrar que hubo violencia sexual.

Este incidente podría poner en peligro el acuerdo al que Japón y Corea del Sur llegaron el pasado mes de abril para abordar este asunto en conversaciones bilaterales periódicas, dado que aún hay unas 54 "mujeres de confort" vivas.

Con el eufemismo de "mujeres de confort" se conoce a las más de 200.000 mujeres coreanas que durante la ocupación japonesa fueron utilizadas como esclavas sexuales, sobre todo, por parte de los militares nipones.

Para leer más