Publicado 15/08/2020 14:40CET

Corea del Sur protesta por la reanudación de las ofrendas ministeriales a criminales de guerra japoneses

Conmemoración en el santuario de Yasukuni
Conmemoración en el santuario de Yasukuni - Rodrigo Reyes Marin/ZUMA Wire/dp / DPA

MADRID, 15 Ago. (EUROPA PRESS) -

Corea del Sur ha efectuado este sábado una protesta formal ante la reanudación de las visitas de ministros japoneses al santuario de Yasukuni, lugar de descanso y recuerdo para los japoneses fallecidos de la II Guerra Mundial, entre ellos criminales de guerra convictos por cometer atrocidades durante la expansión nipona en el conflicto.

Las visitas oficiales, suspendidas teóricamente desde 2016, se ha reanudado este sábado con la visita de cuatro ministros, entre ellos el ministro de Medio Ambiente, Shinjiro Koizumi, hijo del exprimer ministro Junichiro Koizumi.

Después de Koizumi hicieron acto de presencia otros tres ministros y varios diputados conservadores, mientras que el primer ministro japonés, Shinzo Abe, envió una ofrenda ritual al santuario a primera hora de la mañana, en señal de "respeto y gratitud por los caídos durante la guerra que pusieron los cimientos para la paz".

Abe no tiene previsto acudir al santuario, que lleva sin visitar desde 2013 -- cuando su aparición desató la condena internacional --, y en su lugar ha depositado flores en el cercano cementerio de Chidorigafuchi, según informa la agencia oficial de noticias japonesa Kyodo.

"Queremos expresar nuestra profunda decepción y preocupación", ha hecho saber el Ministerio de Asuntos Exteriores de Corea del Sur en un comunicado posterior con motivo de la visita, de especial importancia al coincidir con la conmemoración del 75 aniversario de la destrucción de Hiroshima y Nagasaki por el impacto de dos bombas nucleares lanzadas por Estados Unidos.

Las atrocidades de guerra llevan siendo durante décadas un punto de tensión que ambos países se han comprometido a solucionar, aunque sin demasiados progresos por las dos partes.

El presidente surcoreano, Moon Jae In, ha reiterado este sábado -- que Corea del Sur conmemora como el Día de la Liberación -- su voluntad para sentarse con Japón "cuando y como quieran" para discutir la posibilidad de compensar a las víctimas surcoreanas de esclavitud durante la guerra, pero las conversaciones están en el aire.

Mientras, Japón ha expresado en numerosas ocasiones su "profundo pesar", como trasladó el emperador Naruhito en 2019, por las atrocidades conocidas por las fuerzas imperiales. Sin embargo, el primer ministro Abe jamás se ha referido a estas atrocidades desde que llegó al poder en 2012.

MARCHAS MULTITUDINARIAS EN SEÚL

Mientras tanto, decenas de miles de personas han salido a las calles de la capital de Corea del Sur, Seúl, para conmemorar el Día de la Liberación a pesar del repunte de contagios de coronavirus, que este sábado ha alcanzado su máximo diario de casos en cinco meses, con 166 contagios.

La marcha además tiene lugar después de que un tribunal de Seúl ratificara las órdenes judiciales del Gobierno local para prohibir grandes reuniones por la alarmante situación.

Ello no ha impedido que las marchas se hayan combinado con una protesta organizada por la Iglesia Sarang Jeil y la conservadora Unión por la Libertad contra las políticas del Gobierno. Los asistentes han abarrotado la plaza de Gwanghwamun y el bulevar Sejong, en el centro de Seúl, según informa la agencia oficial de noticias surcoreana Yonhap.

Para leer más

Lo más leído

  1. 1

    El Gobierno se aplica la subida de sueldo de los funcionarios que se negó a diputados y senadores

  2. 2

    Al menos tres muertos por un ataque con cuchillo en una iglesia en Niza

  3. 3

    Ayuso ordena el cierre de la Comunidad de Madrid solo durante los puentes de noviembre

  4. 4

    Sánchez abandona el Congreso tras escuchar a Illa sin oír las críticas de Casado

  5. 5

    Andalucía decreta cierre perimetral hasta el 9 de noviembre y confina las provincias de Granada, Jaén y Sevilla