Actualizado 08/12/2007 19:06 CET

Crónica Clima.- EEUU y China se convierten en los principales escollos para un acuerdo que sustituya a Kioto

Ecologistas se manifiestan en 50 ciudades de todo el mundo para pedir medidas urgentes para evitar la "catástrofe del cambio climático"

BALI (INDONESIA), 8 Dic. (EP/AP) -

Estados Unidos y China se han convertido en los principales obstáculos para lograr un acuerdo global para la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero en la Conferencia sobre el Cambio Climático de la ONU que se celebra en Bali (Indonesia). Mientras, unas 50 ciudades de todo el mundo, entre ellas Madrid, celebraron hoy actos para reivindicar el compromiso de los líderes mundiales en la lucha contra el cambio climático.

Hasta ahora, Estados Unidos sólo ha ofrecido que autorregulará sus emisiones mediante un plan que estará terminado a mediados de 2008, según explicó el delegado estadounidense en la Conferencia de Bali, Harlan Watson. "No estamos dispuestos a hacerlo", afirmó Watson al ser preguntado sobre la posibilidad de que Washington suscriba un acuerdo global vinculante. "Estamos trabajando en ello, en cuál será nuestra contribución, y, desde luego, esperamos lograrlo antes de que finalice el proceso de las Principales Economías".

Las negociaciones que seguirán a las de Bali intentarán incorporar a China, Brasil y otras grandes economías en vías de desarrollo, todas ellas exentas de las reducciones vinculantes estipuladas en el Protocolo de Kioto, para que disminuyan sus emisiones contaminantes.

Ese proceso encabezado por Estados Unidos fue inaugurado en septiembre por el presidente George W. Bush, quien invitó a otros 16 "grandes contaminantes", entre ellos los europeos, Japón, China e India, a una conferencia en Washington para analizar un futuro programa internacional de reducciones de dióxido de carbono y otros gases causantes del efecto invernadero.

Los ecologistas, sin embargo, acusan al Gobierno estadounidense de utilizar esas negociaciones paralelas para subvertir las negociaciones de la ONU y el espíritu del Protocolo de Kioto, que fue rechazado por Estados Unidos por considerar injusto que países en vías de industrialización, como Brasil, China y la India no estuvieran obligados a reducir sus emisiones nocivas.

Kioto obliga a 36 naciones industrializadas a reducir sus emisiones en un promedio del 5% por debajo de los niveles de 1990 entre 2008 y 2012, año en el que expira este acuerdo. Estados Unidos es el único país entre los mayores industrializados que rechazó Kioto y sus reducciones vinculantes. La Unión Europea aceptó las reducciones y promedió una reducción de un 20 por ciento en sus emisiones nocivas para 2020.

Mientras, China insistió ayer en que no adoptará medidas para reducir obligatoriamente la emisión de gases causantes del efecto invernadero. Beijing, que en opinión de algunos especialistas ha superado a Estados Unidos en contaminación ambiental y es la primera nación del mundo en emisiones de dióxido de carbono, puso en duda la equidad de las reducciones vinculantes cuando sus emisiones de gases nocivos 'per capita' son un sexto de las estadounidenses.

Además, insistió que ha contaminado la atmósfera desde hace sólo unas cuantas décadas, mientras que Occidente lleva haciéndolo centenares de años.

PROTESTAS EN TODO EL MUNDO

Ecologistas de todo el mundo se manifestaron hoy desde Manila a Londres pasando por Madrid para pedir medidas urgentes para detener el cambio climático y presionar a los dirigentes mundiales para que se comprometan a reducir las cuotas de emisiones de CO2.

La primera gran ciudad en vivir la jornada de reivindicaciones contra el cambio climático fue la capital filipina. En Manila, cientos de personas ataviados con sombreros con molinillos de viento y caretas de cartón con la forma del Sol recorrieron las calles de la ciudad. "Intentamos enviar un mensaje sobre la necesidad de utilizar energías renovables. Necesitamos conservar el medio ambiente. Debemos actuar ya", afirmó Samantha Gonzales, una adolescente que participaba en la marcha de Manila.

En Taipei (Taiwán) unas 1.500 personas marcharon con pancartas con lemas como "No al dióxido de carbono" y unos 350 ecologistas se concentraron en un parque de Auckland (Nueva Zelanda) para dibujar con sus cuerpos la frase "SOS Clima".

Cientos de activistas se concentraron también frente a la sede de la Conferencia de la ONU en Bali.

En España, aproximadamente medio centenar de personas se concentraron en Madrid. El presidente de Ecologistas en Acción, Mario Cuéllar, realizó una llamada "drástica" e "inmediata" a la acción contra el cambio climático para impedir "una catástrofe de escala inimaginable". A través de un manifiesto firmado por seis organizaciones ecologistas, solicitaron la creación de un movimiento "de gran envergadura" que sume a Estados Unidos y que permita la reducción de emisiones contaminantes en un 50 por ciento para 2050.

En la puerta de Brandeburgo, en Berlín, el escultor en hielo Christian Funk elaboró un oso polar de 15 toneladas como símbolo de la necesidad de proteger el clima, en un acto patrocinado por Greenpeace. Además, los mercadillos navideños de toda Alemania apagaron sus luces en un gesto simbólico por el ahorro energético.

En Londres decenas de ciclistas pedalearon hasta el Parlamento y lanzaron duras críticas contra el presidente estadounidense, George W. Bush, a quien acusaron de ser el principal obstáculo para el avance de las conversaciones de Bali. Por eso concluyeron su protesta ante la Embajada estadounidense en Londres.

"Bush se ha visto obligado a cambiar su discurso sobre el clima, pero sigue siendo el mayor obstáculo para el avance", indica la Campaña Británica contra el Cambio Climático en un comunicado. "No nos quedaremos quietos mientras Bush --o cualquier otro-- frustra el esfuerzo global para salvar miles de millones de vidas de la catástrofe climática", añade.

También en Estados Unidos habrá actos, como en Fairbanks (Alaska), donde está previsto que se tallen osos polares de hielo.

En total son más de 50 las ciudades de todo el mundo en las que se celebrarán manifestaciones hoy sábado, coincidiendo con la Conferencia sobre el Cambio Climático de la ONU que se celebra en Bali (Indonesia).