Actualizado 28/06/2007 17:00 CET

Crónica UNESCO.- Un santuario de Omán se convierte en el primer sitio eliminado de la Lista del Patrimonio Mundial

El organismo inscribe al Parque Nacional del Teide en la Lista del Patrimonio Mundial

GINEBRA, 28 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Comité del Patrimonio Mundial tomó hoy la decisión sin precedentes de eliminar un sitio de la Lista del Patrimonio Mundial de la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), concretamente el santuario del orix árabe (Omán), hábitat de una especie rara de antílope. La noticia coincide con la inscripción del Parque Nacional del Teide en la Lista del Patrimonio Mundial.

El santuario omaní se ha convertido así en el primer sitio retirado de la Lista desde la entrada en vigor la Convención sobre la Protección del Patrimonio Mundial Cultural y Natural (1972), según informó hoy la UNESCO. El Comité del Patrimonio Mundial de la UNESCO eliminó este lugar de la Lista debido a la decisión de Omán de reducir en un 90 por ciento la superficie protegida del sitio, lo que contraviene las directrices operativas de la Convención.

Para el Comité, esa decisión destruye el valor universal excepcional que sirvió de base para la inscripción del sitio en la Lista, en 1994, por lo que decidió retirarlo de la lista después de "amplias consultas con Omán". "El Comité se lamenta por el hecho de que el Estado Parte no haya podido cumplir sus obligaciones de conservación del Santuario, definidas en la Convención del Patrimonio Mundial", añadió la UNESCO.

EL PARQUE DEL TEIDE

Por otra parte, el Comité inscribió hoy dos nuevos sitios naturales en la Lista del Patrimonio Mundial: el Parque Nacional del Teide y los Bosques primarios de hayas de los Cárpatos (Eslovaquia y Ucrania).

El Parque Nacional del Teide, situado en la isla de Tenerife, y con una superficie de 18.990 hectáreas, cuenta con el estratovolcán Teide-Pico Viejo, que culmina a 3.718 metros de altitud y es la cumbre más alta de España.

"Situada en un paisaje espectacular, esta estructura volcánica se yergue a 7.500 metros por encima del fondo del océano y se estima que es la tercera del mundo por su tamaño", según la UNESCO. "El impacto visual del sitio", prosiguió la UNESCO, se debe en gran parte a las condiciones atmosféricas que modifican continuamente las texturas y los tonos del paisaje, así como al 'mar de nubes' que forma el telón de fondo de la montaña, y es sumamente impresionante para el espectador".

"La importancia mundial del Teide estriba en que es un vivo testimonio de los procesos geológicos subyacentes a la evolución de las islas oceánicas y, por lo tanto, viene a complementar otros sitios volcánicos ya inscritos en la Lista del Patrimonio Mundial como el Parque Nacional de los Volcanes de Hawai", concluyó el Comité.

EL PUENTE DE BOSNIA Y EL YACIMIENTO DE SAMARRA

Aparte, el Comité del Patrimonio Mundial inscribió hoy otros cinco sitios en la Lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO. Uno de ellos es el puente del gran visir Mehmed Sokolovic de Visegrado (Bosnia y Herzegovina), construido a finales del siglo XVI por Sinan, arquitecto de la corte, por orden del gran visir Mehmed Sokolovic. El puente, según la UNESCO, es "característico del apogeo de la arquitectura monumental y de la ingeniería civil otomana" y es conocido "por las manifestaciones folklóricas, literarias y artísticas que ha suscitado a lo largo de su historia".

También pasan a engrosar la Lista el Canal Rideau, de Canadá, construido en el siglo XIX; el centro histórico de Burdeos y el Puerto de la Luna, en Francia; la ciudad vieja de Corfú, en Grecia (con vestigios arqueológicos que datan del siglo VIII antes de Cristo); y los viñedos en terrazas frente al lago y los Alpes en Lavaux, en Suiza.

Aparte, el Comité del Patrimonio Mundial inscribió hoy cuatro sitios culturales en la Lista del Patrimonio Mundial: las minas de plata de Iwami y su paisaje cultural (Japón), las fortalezas partas de Nisa (Turkmenistán), la Ópera de Sydney (Australia), y el Conjunto del Fuerte Rojo (India).

Asimismo, el organismo ha incluido la Ciudad Arqueológica de Samarra, en Irak, en dos listas, la de Patrimonio Mundial y en la Lista del Patrimonio Mundial en Peligro. Según la UNESCO, Samarra fue la sede de una poderosa capital islámica que reinó en las provincias del Imperio Abásida, que se extendió durante un siglo desde Túnez a Asia Central.

La ciudad está situada a orillas del Tigris, a 130 kilómetros al norte de Bagdad, y es testigo de importantes innovaciones arquitectónicas y artísticas que se desarrollaron en Irak y se extendieron a otras regiones islámicas e incluso fuera de ellas. La Gran Mezquita y su minarete en espiral, del siglo IX, es uno de los monumentos destacados de este sitio notable, el 80 por ciento de cuyos yacimientos arqueológicos todavía no se han explorado.