Publicado 13/04/2020 18:07:41 +02:00CET

Cuba acusa a EEUU de lanzar "mentiras irrespetuosas" sobre las misiones médicas en el extranjero

Médicos cubanos en Venezuela durante la crisis del coronavirus
Médicos cubanos en Venezuela durante la crisis del coronavirus - Pedro Rances Mattey/dpa

MADRID, 13 Abr. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Exteriores de Cuba, Bruno Rodríguez, ha acusado este lunes a Estados Unidos de lanzar "mentiras irrespetuosas" sobre los profesionales sanitarios enviados por la isla a otros países para combatir la pandemia de coronavirus.

"Una vez más Estados Unidos arremete con mentiras irrespetuosas contra la cooperación médica de Cuba", ha dicho el jefe de la diplomacia cubana en su cuenta oficial de la red social Twitter.

Rodríguez se ha referido a unos mensajes previos del subsecretario de la Oficina de Asuntos del Hemisferio Occidental del Departamento de Estado de Estados Unidos, Michael G. Kozak, en los que acusa a Cuba de "seguir violando las convenciones de la Organización Internacional del Trabajo (OIT)" con las misiones médicas.

"Pedimos a los países que están acogiendo a médicos cubanos que protejan sus derechos", ha urgido Kozak, reclamando en concreto al Gobierno de Miguel Díaz-Canel que deje de confiscar los pasaportes y el sueldo de los profesionales sanitarios enviados al extranjero. "La crisis no justifica traficar con personal médico", ha defendido.

Para Rodríguez, "es la respuesta equivocada al creciente reclamo internacional, y en ese propio país, para poner fin al bloqueo". "Política cuyo impacto se recrudece en contexto de la lucha contra la Covid-19", ha enfatizado.

Cuba tiene una larga tradición de misiones médicas y de otro tipo en el exterior, por lo que algunos países, entre ellos Venezuela o Nicaragua, han solicitado a la isla que envíe personal sanitario para ayudar a contener el coronavirus.

Organizaciones de defensa de Derechos Humanos denuncian que las misiones cubanas en el extranjero suponen medidas abusivas contra los profesionales desplazados, tales como retención de documentos y salario y prohibición de entrada en el país durante varios años si desertan.