Los datos de la grabadora de cabina del Boeing siniestrado en Etiopía han sido recuperados

Publicado 16/03/2019 23:31:43CET
REUTERS / TIKSA NEGERI

PARÍS, 16 Mar. (Reuters/EP) -

Los datos de la grabadora de voz de la cabina del avión de Ethiopian Airlines siniestrado el pasado 10 de marzo con 157 personas a bordo han sido recuperados con éxito, según ha informado este sábado la Oficina de Investigación y Análisis para la Seguridad de la Aviación Civil (BEA).

La BEA ha informado a través de su cuenta en Twitter de que "los datos del CVR (caja negra) han sido descargados con éxitos por la BEA y transferidos al equipo de investigación etíope". "La BEA no ha escuchado los archivos de audio", ha destacado.

La BEA ha explicado que el trabajo para recuperar los datos de las cajas negras se reanudará ya el domingo.

Por otra parte, una fuente que ha escuchado las grabaciones del control aéreo ha informado de que el avión tenía una velocidad inusualmente alta tras el despegue. Pocos minutos después, los pilotos informaron de un problema y pidieron permiso para tomar más altura, después de lo cual se perdió la comunicación.

Una voz desde la cabina del Boeing 737 MAX pidió subir a 14.000 pies sobre el nivel del mar -6.400 pies sobre el aeropuerto- antes de pedir regresar a la terminal, ha explicado la fuente en declaraciones bajo condición de anonimato. Finalmente el avión desapareció del radar a los 10.800 pies.

"Dijo que tenía un problema de control de vuelo. Es por eso que quería subir", ha señalado la fuente, que ha subrayado que la voz era nerviosa y que no dio más detalles sobre el problema exacto que habían detectado.

Los expertos han explicado que los pilotos suelen pedir elevarse cuando experimentan problemas cerca del suelo para tener margen de maniobra y evitar terrenos difíciles. Adís Abeba está rodeada por colinas e inmediatamente al norte están las montañas Entoto.

El diario 'The New York Times' ha informado de que la voz del capitán Yared Getachew está en la grabación, pero la fuente de Reuters no pudo confirmarlo por no conocer su voz ni la del primer oficial, Ahmed Nur Mohammod Nur. Sin embargo, es la misma voz la que suena en toda la grabación.

La Administración Federal de Aviación de Estados Unidos decidió el miércoles prohibir los vuelos del Boeing 737 MAX citando datos satelitales y evidencia del lugar que muestra algunas similitudes y "la posibilidad de una causa compartida" con el accidente de octubre de otro 737 MAX de Lion Air en Indonesia en el que murieron 189 personas.

ALTA VELOCIDAD, ELEVACIÓN FALLIDA

El vuelo debía seguir los procedimientos de salida instrumental normalizada (SID, por su sigla en inglés) desde el aeropuerto y lo hizo con un primer contacto poco después de la salida, ha señalado la fuente, por lo que todo parecía normal.

La velocidad en tierra de la aeronave después de su despegue era inusualmente alta, de unos 400 nudos (740 kilómetros por hora) en lugar de los 200 a 250 nudos que suele ser típico minutos después del despegue. "Eso es demasiado rápido", ha asegurado la fuente.

Cerca de dos minutos después, el controlador de tráfico aéreo estaba en comunicación con otra aeronave cuando la voz del vuelo 302 de Ethiopian Airlines lo interrumpió, diciendo "corte, corte", indicando que otras comunicaciones no urgentes debían cesar. El piloto parecía muy asustado, según la fuente.

"Pidió permiso para volver. El control de tráfico aéreo le dio permiso para volver hacia la derecha porque a la izquierda está la ciudad. Quizás pasó un minuto antes de que desapareciera el punto parpadeante del radar", ha añadido.

Tras iniciar el giro, el avión desapareció del radar a una altitud de 10.800 pies sobre el nivel del mar, el punto más alto que alcanzó durante su vuelo de seis minutos. La pista de aterrizaje de Adís Abeba está a una altura de unos 7.600 pies, lo que sugiere que el avión se elevó unos 3.000 pies.

Para leer más