27 de febrero de 2020
 
Actualizado 16/08/2019 22:53:06 CET

Detectados los dos primeros casos de ébola en Kivu Sur, tercera provincia afectada en RDC

Trabajadores sanitarios trasladan a un nuevo paciente de ébola en RDC.
Trabajadores sanitarios trasladan a un nuevo paciente de ébola en RDC. - REUTERS / BAZ RATNER - Archivo

GOMA (REPÚBLICA DEMÓCRATICA DEL CONGO), 16 (Reuters/EP)

Una mujer y su hija son los primeros dos casos confirmados de ébola en la región de Kivu Sur, lo que abre un nuevo frente en la lucha contra este brote que afecta ya a otras dos regiones del este de República Democrática del Congo (RDC), las de Kivu Norte e Ituri.

Responsables sanitarios han informado este viernes de que los últimos casos, confirmados esta semana, están a más de 700 kilómetros al sur de donde fue detectado por primera vez el brote.

El virus ha matado hasta el momento a al menos 1.900 desde que las autoridades del país declararon el brote el 1 de agosto de 2018, por lo que es ya el peor sufrido en RDC --país en que se detectó por primera vez el ébola-- y el segundo a nivel mundial tras el que azotó África Occidental.

La mujer de 24 años había sido identificada como un contacto de alto riesgo de otro caso de ébola en Beni, a más de 700 kilómetros al norte, el mes pasado, según ha informado este viernes el Gobierno congoleño en un comunicado.

La mujer viajó en autobús, barco y carretera con sus dos hijos hasta Mwenga, en Kivu Sur, donde falleció el martes por la noche, según las autoridades. La mujer había sido vacunada y el equipo de respuesta contra el ébola, liderado por el Gobierno, ha identificado a 120 contactos y vacunado a 20 de ellos el jueves.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha indicado en su cuenta en Twitter que la mujer "escapó al control de los equipos de respuesta" y "cambió de identidad cuatro veces durante su viaje".

El gobernador de Kivu Sur, Théo Ngwabidje Kasi, ha confirmado los dos casos y ha llamado a la población a colaborar con el equipo de respuesta contra la epidemia. "Invito con insistencia a toda la población a cooperar con los equipos de respuesta, observando las medidas higiénicas y de prevención", ha reclamado, según informa el medio Actualité.

Los últimos casos vienen a confirmar la dificultad de contener el brote, que se ha seguido propagando pese a los esfuerzos debido a la desconfianza de la población y a la inseguridad reinante en la zona, en la que operan numerosos grupos armados. En julio, se confirmaron los primeros casos en la ciudad de Goma, la principal ciudad de Kivu Norte con dos millones de habitantes y en la frontera con Ruanda.

En este sentido, la directora de la organización Mercy Corps en el país, Whitney Elmer, ha indicado que lo sucedido "subraya la preocupante cantidad de casos que se originan en puntos calientes que luego abandonan la zona y que, tras las medidas de control, no son detectados".

Por su parte, Margaret Harris, una portavoz de la OMS, ha reconocido que "es un buen ejemplo de los desafíos a los que se hace frente, y es la movilidad de las personas".