Detenidas cerca de 60 personas tras los disturbios en los alrededores del Banco Central de Líbano

Publicado 15/01/2020 18:00:13CET
Manifestantes queman neumáticos para intentar bloquear una carretera en Líbano en el marco de las protestas contra la crisis política y económica
Manifestantes queman neumáticos para intentar bloquear una carretera en Líbano en el marco de las protestas contra la crisis política y económica - Marwan Naamani/dpa

MADRID, 15 Ene. (EUROPA PRESS) -

Las autoridades de Líbano han confirmado este miércoles la detención de cerca de 60 personas tras los disturbios registrados en la noche del martes en los alrededores del Banco Central de Líbano, en el marco de la 'semana de la ira' convocada por los manifestantes.

La Dirección General de Fuerzas de Seguridad Interior ha indicado en un comunicado que 59 personas fueron detenidas tras los incidentes, que se saldaron con 47 agentes heridos por el impacto de piedras lanzadas por algunos de los concentrados.

Así, ha condenado la "destrucción de bienes públicos y privados" en los alrededores del banco, situado en la céntrica calle Hamra de la ciudad, según ha informado la agencia estatal libanesa de noticias.

Los agentes desplegados en la zona emplearon gases lacrimógenos para intentar dispersar a los presentes, concentrados en protesta por la crisis económica y política y el temor de que el Banco Central deje de garantizar la liquidez de sus cuentas.

El primer ministro en funciones, Saad Hariri, ha denunciado este miércoles lo sucedido y ha recalcado que "el ataque en la calle Hamra es inaceptable bajo cualquier eslogan", tal y como ha recogido el portal local de noticias Naharnet.

"No quiero acusar a la revolución del pueblo y su ira contra los bancos, pero es una desgracia que cualquier partido o persona lo justifique y lo encubra", ha indicado, antes de recalcar que "no pretende defender al sistema bancario y al gobernador" del Banco Central, Riad Salamé.

En este sentido, Hariri ha manifestado que lo sucedido "es un ataque contra Beirut y su papel como capital y centro económico preocupado por el bienestar de todos los libaneses", al tiempo que ha reclamado al Ejército que actúe para evitar los intentos de alterar la paz.

A las condenas se ha sumado el presidente del Parlamento, Nabih Berri, quien ha descrito como "increíble" e "inaceptable" lo sucedido. "No acuso a ciertos individuos ni al movimiento de protesta", ha destacado.

"Fue algo deliberado y sistemático por parte de individuos desconocidos. ¿Quieren destruir el país?", se ha preguntado Berri, quien ha resaltado que "Beirut es la capital de todos".

CONTINÚAN LAS PROTESTAS

Las movilizaciones han continuado durante la jornada de este miércoles con el corte de varias autovías y carreteras en el país, incluidas algunas situadas en Beirut, donde han sido levantadas barricadas con neumáticos ardiendo.

Los principales incidentes han tenido lugar frente a la base de Al Helo, donde se habían concentrado decenas de personas como muestra de solidaridad con los detenidos el martes.

Los concentrados, que han cortado la carretera que llega al lugar, han sido dispersado por las fuerzas de seguridad, que han logrado reabrir la carretera tras unos breves enfrentamientos con los manifestantes.

Además, decenas de personas han iniciado durante la tarde una sentada frente a la sede del Banco Central, donde han coreado cánticos contra el gobernador del ente y sus políticas bancarias, según ha informado la cadena de televisión local LBCI.

Por su parte, el coordinador especial de Naciones Unidas para Líbano, Jan Kubis, ha destacado que el martes fue "otro día de confusión en torno a la formación de gobierno, en medio de las cada vez más iracundas protestas y la caída libre de la economía".

"Políticos, no acusen al pueblo, acúsense a sí mismos de este caos peligroso", ha indicado en una serie de mensajes publicados en su cuenta oficial en la red social Twitter.

Sin embargo, ha resaltado que "el vandalismo nunca es una forma apropiada de manifestar la ira legítima y la desesperación de los manifestantes".

"Cuidado con la manipulación política, los infiltrados que intentan secuestrar y comprometer las protestas legítimas y provocar a las fuerzas de seguridad, que son también parte del pueblo libanés", ha advertido.

Por último, ha señalado que "Líbano es realmente único". "El gobernador del Banco Central pide poderes extraordinarios para gestionar la economía mientrs los responsables miran cómo colapsa. Increíble", ha zanjado.

RETRASOS EN LA FORMACIÓN DE GOBIERNO

El presidente de Líbano, Michel Aoun, afirmó durante la jornada del martes que "se esperaba que el Gobierno viera la luz la semana pasada, pero algunos obstáculos lo han impedido", sin dar más detalles al respecto, en medio del estancamiento de las negociaciones.

En este sentido, el mandatario dijo que "lo que es necesario es un Gobierno con un programa específico y rápido para hacer frente a la crisis económica y financiera y a los tremendos desafíos a los que hacen frente Líbano y toda la región".

"Si bien no tenemos el lujo de la tardanza, la formación de este gobierno requiere la selección de candidatos cualificados, merecedores de la confianza de la población y el Parlamento, lo que requiere tiempo", argumentó.

De esta forma, señaló que no se ha podido mejorar la situación económica de la población del país asiático "porque la situación es mala y los obstáculos, numerosos".

"La creciente presión económica ha llevado a la gente a las calles para defender unas demandas legítimas sobre el nivel de vida y planteando una petición común de todos los libaneses, la lucha contra la corrupción", remachó.

Las protestas en Líbano arrancaron a principios de octubre después de una caída de la moneda local por primera vez en las últimas dos décadas, pero el descontento se arrastraba desde julio, cuando el Parlamento aprobó un presupuesto de austeridad para hacer frente al déficit.

Las movilizaciones llevaron a dimitir días después a Hariri. En diciembre fue elegido como primer ministro designado Hasán Diab, un académico y exministro de Educación, quien ha iniciado ya esfuerzos para formar el nuevo gobierno.

Contador

Para leer más