Detenido en Egipto uno de los hijos del expresidente Mohamed Mursi, según denuncia su familia

Expresidente egipcio Mohamed Mursi
STRINGER EGYPT / REUTERS - Archivo
Publicado 10/10/2018 17:58:57CET

MADRID, 10 Oct. (EUROPA PRESS) -

Las fuerzas de seguridad de Egipto han detenido este miércoles a uno de los hijos del expresidente Mohamed Mursi, según ha denunciado la familia, sin que las autoridades se hayan pronunciado por el momento sobre lo sucedido.

Ahmed Mursi, el hijo mayor del exmandatario, ha indicado en declaraciones a la agencia estatal turca de noticias, Anatolia, que Abdulá ha sido detenido a primera hora del día.

"Fuimos pillados por sorpresa esta mañana cuando personas no identificadas entraron en nuestra casa en el barrio de Sheij Zayed y detuvieron a mi hermano", ha relatado, antes de señalar que por el momento desconocen a dónde ha sido trasladado.

Abdulá fue arrestado en marzo de 2014 y condenado un año más tarde a un año de prisión por posesión de drogas, unos cargos que él rechazó en todo momento.

La semana pasada realizó una visita a su padre en prisión y dijo a periodistas al salir de la cárcel que el expresidente estaba animado y que mantenía sus convicciones políticas pese a su situación.

Mursi, que fue el primer presidente de Egipto elegido en democracia tras el final del régimen de Hosni Mubarak en febrero de 2011, fue condenado a pena de muerte en junio de 2015 por su implicación en una fuga masiva de prisión que tuvo lugar en 2011 en el marco de la denominada 'Primavera Árabe'.

El expresidente está condenado a 20 años de prisión por cargos relacionados con la muerte de manifestantes en diciembre de 2012. Además fue sentenciado a 40 años de cárcel tras ser declarado culpable de espiar para Qatar y a una cadena perpetua por espiar para el Movimiento de Resistencia Islámica (Hamás), que gobierna en la Franja de Gaza.

El Gobierno de Abdelfatá al Sisi, que accedió al poder tras imponerse sin apenas oposición en las presidenciales celebradas meses después del derrocamiento de Mursi, ha lanzado una campaña contra Hermanos Musulmanes y los grupos revolucionarios que encabezaron las protestas que provocaron la caída del régimen de Mubarak.

Las nuevas autoridades declararon a Hermanos Musulmanes como una organización terrorista, incrementando su presión contra el grupo y sus miembros y simpatizantes.

La campaña, dirigida también contra activistas opositores, se ha saldado por el momento con miles de encarcelados y condenados por diversos cargos en juicios que han sido denunciados por las ONG internacionales por su falta de transparencia.

Contador