Detienen a 30 personas para frenar las protestas en Cachemira contra la suspensión del estatus especial

Publicado 20/08/2019 9:47:58CET
Imagen tras las protestas en Sirinagar Cachemira
Imagen tras las protestas en Sirinagar CachemiraREUTERS / DANISH ISMAIL

SRINAGAR, 20 Ago. (Reuters/EP) -

Las fuerzas de seguridad indias han detenido a 30 personas en Srinagar durante la noche del lunes, según han informado fuentes oficiales, con el objetivo de contener las protestas contra la decisión gubernamental de suspender el estatus especial de autonomía con el que contaba la parte india de Cachemira.

Las protestas han seguido adelante pese a las estrictas restricciones impuestas sobre las líneas telefónicas y el acceso a Internet, la rescisión del derecho de reunión en lugares públicos y la detención de cientos de líderes políticos que llevan años luchando por la independencia de Cachemira de India.

Algunos jóvenes han arrojado piedras contra la policía paramilitar y "los arrestos se han hecho en zonas de la ciudad donde se han intensificado" estos actos violentos, ha explicado un agente de Policía que prefiere mantener en el anonimato por la delicadeza de la situación.

La suspensión del estatus especial de autonomía de la Cachemira india supone que ahora cualquier ciudadano indio puede afincarse, comprar propiedades, asistir a la universidad o presentarse a un cargo público, lo que genera inseguridad entre los locales por la posibilidad de una llegada masiva de gente de otras regiones.

Esta decisión del Gobierno indio también ha traído consecuencias en las relaciones con el país vecino, Pakistán, que también reivindica como suyo el territorio de Cachemira y ha acusado a India de vulnerar los Derechos Humanos en esa región durante los 70 años de conflicto entre ambos países.

Las autoridades indias en Cachemira han informado de que a las protestas solo han acudido una docena de personas, pero las escuelas siguen desiertas al igual que el día anterior debido al miedo de los padres por la seguridad de sus hijos, según ha comprobado la agencia Reuters al visitar tres centros escolares a los que no se había presentado ningún alumno.

Los centros educativos tenían orden de abrir sus puertas el lunes tras dos semanas de cierre y de restaurar el servicio de autobuses escolares, pero la situación, según un conductor no es segura para el trayecto. "Es muy arriesgado para nosotros y los estudiantes", ha declarado.

Para leer más