Actualizado 14/04/2021 18:04 CET

Dinamarca elimina la vacuna contra la COVID-19 de AstraZeneca de su plan de inmunización

Archivo - Un vial de la vacuna contra la COVID-19 de AstraZeneca.
Archivo - Un vial de la vacuna contra la COVID-19 de AstraZeneca. - Sven Hoppe/dpa - Archivo

República Checa se ofrece a comprar las dosis sobrantes tras la decisión de las autoridades danesas

   MADRID, 14 (EUROPA PRESS)

   Las autoridades sanitarias danesas han confirmado este martes la eliminación definitiva de la vacuna contra la COVID-19 desarrollada por AstraZeneca y la Universidad de Oxford de su plan de inmunización, debido al vínculo del fármaco con eventos trombóticos "muy raros".

   En rueda de prensa, el director de la Junta Nacional de Salud de Dinamarca, Soren Brostrom, ha detallado que la decisión se ha tomado debido al "buen control" de la pandemia en el país europeo y la disponibilidad de otras vacunas.

   "Si en Dinamarca estuviéramos en una situación completamente diferente, por ejemplo, con una tercera ola violenta y un sistema de salud con presión, y no hubiéramos llegado tan lejos en la vacunación, no dudaríamos en usar la vacuna, incluso si hubiera complicaciones raras pero graves", ha dicho.

   Las autoridades sanitarias no han descartado que la vacuna de AstraZeneca pueda volver a utilizarse en el futuro "si la situación cambia", ha informado el diario 'Jyllands-Posten'.

   La directora de la Agencia Danesa de Medicamentos, Tanja Erichsen, ha indicado que las autoridades "están de acuerdo" con la Agencia Europea del Medicamento (EMA) en que la vacuna es "eficaz", pero ha reiterado que, debido a la situación epidemiológica en Dinamarca, "es mejor" dejar de usar la vacuna. Erichsen se ha desmayado durante la rueda de prensa, pero los medios daneses recogen que se encuentra "bien".

   Dinamarca suspendió la administración del fármaco de AstraZeneca el 11 de marzo, después de que se constataran varios casos de personas jóvenes que habían sufrido trombosis tras recibirlo. En el país europeo ha muerto una mujer de 60 años por uno de estos episodios después de ser inoculada.

   Cerca de 150.000 personas han recibido la vacuna contra la COVID-19 de AstraZeneca en Dinamarca, que había comprometido 5,2 millones de dosis y posee alrededor de 220.000 dosis en stock. Ahora, las autoridades deben ofrecer otra vacuna a los ya inmunizados con la primera dosis, que volverán a entrar en la cola de vacunación.

   La suspensión del uso del inmunizador retrasará el fin de la campaña de vacunación danesa hasta el 31 agosto, según el calendario de vacunación actualizado tras conocerse la decisión. Además, se ha congelado temporalmente la aplicación del fármaco de Johnson & Johnson, también posiblemente vinculado con los trombos. Dinamarca ha recibido este miércoles las primeras dosis de esta, un total de 38.400.

   Tras el anuncio, República Checa se ha ofrecido a comprar las dosis de AstraZeneca sobrantes en Dinamarca. "Estamos preparados para comprar (la vacuna de) AstraZeneca a Dinamarca", ha trasladado el ministro del Interior, Jan Hamacek, a través de su cuenta de Twitter.

   Por el momento, no está claro si las dosis sobrantes están en venta y tampoco si la transacción entre los dos países estaría permitida bajo las reglas de la Unión Europea.

   Hamacek ha subrayado que los gobiernos de todo el mundo están a la carrera para conseguir vacunas contra la COVID-19 y, en este sentido, ha detallado que planea viajar a Moscú el próximo lunes para analizar los suministros del fármaco desarrollado por Rusia, la Sputnik V.

   Según recuerda la agencia DPA, el Gobierno checo ha recibido críticas por lo que algunos perciben como una respuesta "lenta" ante la necesidad de vacunas. Hasta el momento, más de 768.000 personas, de sus 10,7 millones de habitantes, están completamente inmunizados.