Diputados opositores y 'tories' rebeldes preparan una acción legal por si Johnson no pide la prórroga a la UE

Publicado 07/09/2019 13:58:57CET
Johnson comparece en la Cámara de los Comunes
Johnson comparece en la Cámara de los ComunesPARLAMENTO BRITÁNICO

MADRID, 7 Sep. (EUROPA PRESS) -

Diputados opositores y 'tories' rebeldes están preparando una acción legal para afrontar un eventual escenario en el que el primer ministro británico, Boris Johnson, se niegue a solicitar a la Unión Europea un aplazamiento de la fecha de entrada en vigor del Brexit, según ha informado la BBC.

La ley que obliga a Johnson a solicitar a la Unión Europea una prórroga en caso de que no logre aprobar el acuerdo sobre el Brexit ha sido ya aprobada por el Parlamento y está a la espera de la ratificación con la firma de la reina Isabel II este lunes.

Sin embargo, en las filas opositoras temen que el 'premier' haga caso omiso de la norma y no solicite un aplazamiento del Brexit antes del 31 de octubre, lo que llevaría a la salida del país del bloque comunitario sin un acuerdo previo con Bruselas.

Teniendo en cuenta que Johnson dijo esta semana que preferiría "estar muerto en una cuneta" antes que solicitar una prórroga a la Unión Europea, los diputados opositores y los 'tories' que esta semana se han saltado la disciplina de voto y han apoyado bloquear un Brexit sin acuerdo han montado un equipo legal y están dispuestos a acudir a los tribunales para obligar al jefe del Gobierno británico a solicitar el aplazamiento.

La ley que impide el Brexit sin acuerdo, que completó el viernes su tramitación con la aprobación en la Cámara de los Lores, establece que el primer ministro tendrá que solicitar a la Unión Europea un aplazamiento del Brexit hasta enero si para el 19 de octubre el Parlamento no ha aprobado un acuerdo para la salida del bloque comunitario.

Aunque el Gobierno ha dicho que cumplirá la norma, Johnson ha señalado que la norma le obliga "en teoría" a escribir a Bruselas para solicitar la prórroga.

El diario 'The Telegraph' ha informado de que el primer ministro ha dicho que pedir otro aplazamiento del Brexit es algo que él "nunca" hará, lo que ha llevado a algunos ministros a pensar que podría estar pensando en buscar algún resquicio legal para no cumplir la ley.

En el caso de que Johnson intente hacer caso omiso de la norma, el primer ministro podría ser denunciado en los tribunales por los diputados opositores y los 'tories' rebeldes, causando aún más división en el seno del Partido Conservador.

Según la BBC, Johnson podría llegar a plantearse dimitir con el objetivo último de volver al poder sin haber solicitado él la prórroga. La maniobra consistiría en renunciar al cargo, pedir a la reina que nombre primer ministro al líder laborista, Jeremy Corbyn, que sería el encargado de solicitar el aplazamiento del Brexit, para que luego el Partido Conservador presentara una moción de censura que lleve a la convocatoria anticipada de elecciones. Sin embargo, no hay garantías de que Isabel II nombrara a Corbyn jefe de Gobierno si los diputados le proponen otro candidato más adecuado para lograr una mayoría parlamentaria.

Existe además otro escenario posible, en el que Johnson aprobaría una norma que consistiría básicamente en la convocatoria de elecciones sin tener que cumplir la Ley Parlamentaria de Plazo Fijo, lo que solo requeriría el apoyo de una mayoría simple en la Cámara de los Comunes. Esta vía tendría la dificultad de que la norma puede ser enmendada, lo que podría derivar en un cambio de la fecha de los comicios. Si Johnson lograra convocar elecciones para antes del 19 de octubre, podría revocar la ley que bloquea el Brexit sin pacto.

Contador

Para leer más