EEUU acusa a un investigador de Kansas de tener vínculos con una universidad de China

Publicado 22/08/2019 1:58:35CET

WASHINGTON, 22 Ago. (Reuters/EP) -

Un investigador de la Universidad de Kansas ha sido acusado este miércoles de cargos federales de fraude por presuntamente ocultar vínculos con una universidad china mientras realizaba investigaciones financiadas por el Gobierno de Estados Unidos, según ha informado el Departamento de Justicia.

Feng "Franklin" Tao, de 47 años, un profesor en un centro de la Universidad de Kansas que realiza investigaciones de tecnología sostenible, ha sido acusado de un cargo de fraude electrónico y tres cargos de fraude de programas.

La acusación se produce en medio de una creciente preocupación por parte de funcionarios estadounidenses sobre el riesgo de China para las universidades del país, como parte de un esfuerzo más amplio de la Administración del presidente Donald Trump para confrontar a Pekín sobre lo que Washington ve como el uso de métodos a veces ilícitos para adquirir un rápido avance tecnológico.

Funcionarios de Inteligencia han emitido advertencias sobre la amenaza del robo de propiedad intelectual o incluso espionaje, en medio de una guerra comercial con China.

Las autoridades estadounidenses han señalado que Tao ocultó el hecho de que estaba trabajando a tiempo completo para la Universidad de Fuzhou, en China, mientras realizaba investigaciones en la Universidad de Kansas, financiadas por el Departamento de Energía de Estados Unidos.

La acusación alega que Tao firmó un contrato de cinco años en mayo de 2018 con la Universidad de Fuzhou que requería que fuera un empleado a tiempo completo. Kansas exigió a Tao que presentara un informe anual sobre conflictos de intereses, pero Tao "afirmó falsamente" que no había conflictos de intereses en esos informes, según el Departamento de Justicia.

La acusación señala que Tao recibió de manera fraudulenta más de 37.000 dólares del Departamento de Energía y la Fundación Nacional de Ciencia.

Si es declarado culpable, Tao se enfrenta a hasta 20 años en una prisión federal y una multa de hasta 250.000 dólares por el cargo de fraude electrónico, y hasta 10 años y una multa de hasta 250.000 dólares por cada uno de los tres cargos de fraude del programa.

La Universidad de Kansas cooperó y ayudó en la investigación de Tao de la Oficina Federal de Investigaciones.

Para leer más