EEUU alerta del hacinamiento existente en los centros de detención de migrantes en la frontera

Actualizado 01/06/2019 8:02:45 CET
EEUU.- Muere un niño guatemalteco bajo custodia policial en EEUU
REUTERS / JOSE LUIS GONZALEZ - Archivo

MADRID, 1 Jun. (EUROPA PRESS) -

El inspector general del departamento de Seguridad Nacional (DHS por sus siglas en inglés), John V.Kelly, ha informado del "hacinamiento peligroso" y las condiciones insalubres que existen en un centro de detención de migrantes de El Paso, Texas, tras haber visitado este lugar en una inspección realizada sin previo aviso, según informa la CNN.

En este sentido, un informe publicado por la oficina del inspector, John V.Kelly, describe cómo en un centro con capacidad para 125 migrantes, había el pasado 8 de mayo hasta 900 migrantes. Por ejemplo, una celda con una capacidad máxima para doce personas tenía 76 detenidos; mientras que en otra con capacidad para ocho había 41 personas o una con capacidad para 35 albergaba a 155 detenidos, según recoge este informe.

El documento también ha revelado que la agencia de Protección de Aduanas tiene problemas para mantener unas condiciones higiénicas mínimas y ha criticado que el acceso limitado a ropa limpia haya provocado que los detenidos lleven ropa sucia durante días e incluso semanas.

Asimismo, el inspector general ha reconocido que los agentes de la Patrulla Fronteriza están preocupados por el "riesgo" que estas condiciones puede tener sobre su "salud y seguridad" y ha advertido de que la moral de los empleados está disminuyendo.

En este sentido, algunos empleados han acelerado sus fechas de jubilación y, otros, están buscando trabajo en otro lugar. "La situación actual de la frontera representa una crisis aguda y cada vez más grave. Nuestra inmigración no está preparada para acomodar un patrón de migración como el que estamos experimentando ahora", ha dicho el departamento de Seguridad Nacional.

"La velocidad con la que los migrantes ilegales están transitando por México para llegar a la frontera está frustrando nuestros mejores esfuerzos para responder rápidamente", ha añadido.

El pasado mes de mayo, Human Rights Watch (HRW) descubrió que Estados Unidos estaba ampliando los centros de detención para migrantes en la frontera con México, según demostraban las imágenes por satélite a las que tuvo acceso esta organización, que reclamó al Gobierno de Donald Trump que invierta mejor en "una verdadera respuesta humanitaria".

A mediados de abril, la Agencia de Protección de Fronteras (CBP) de Estados Unidos anunció que había contratado los servicios de una empresa constructora para erigir "instalaciones suaves" de carácter temporal con capacidad para alojar a unas 500 personas cada una en la frontera sur.

Imágenes satelitales tomadas el 25 de abril muestran una rápida construcción de carpas destinadas a albergar a los migrantes detenidos, familias y menores no acompañados, en los puestos fronterizos de El Paso y Donna, en Texas. "Las nuevas carpas parecen destinadas a aumentar el número de familias y niños que la CBP puede detener", señaló HRW.

Para leer más