EEUU busca una solución para la crisis de los migrantes cubanos pero no cambiará la ley

Actualizado 15/12/2015 3:30:47 CET
Migrantes cubanos hacen cola en la frontera entre Costa Rica y Nicargua
REUTERS

LA HABANA, 15 Dic. (Reuters/EP) -

Estados Unidos ha instado a los gobiernos centroamericanos a resolver la crisis humanitaria que afecta a miles de migrantes cubanos, que han quedado atrapados en Costa Rica en su viaje hasta la frontera estadounidense, según ha dicho este lunes el principal diplomático de Estados Unidos en La Habana, Jeffrey DeLaurentis.

El funcionario estadounidense ha indicado que Washington no tiene planes para intervenir o cambiar sus políticas migratorias, que otorgan a los cubanos un tratamiento especial que les da la bienvenida en Estados Unidos y les ofrece la residencia con relativa facilidad.

Estados Unidos también continuará un programa iniciado en 2006 que atrae a los médicos y las enfermeras de Cuba en misiones internacionales para que deserten, incluso mientras Washington trabaja para normalizar las relaciones con la isla, ha agregado DeLaurentis, jefe de la Sección de Intereses de Estados Unidos en La Habana.

"Lo principal es que en este momento no tenemos planes para cambiar ningún aspecto de nuestra política migratoria", ha asegurado DeLaurentis en una entrevista concedida a la agencia Reuters.

Una ley de la era de la Guerra Fría, conocida como la Ley del Ajuste Cubano, y una política de 1995 permiten a los cubanos que llegan a territorio estadounidense entrar sin visado. Solo aquellos que son interceptados en el mar deben regresar a Cuba.

Unos 5.000 cubanos están atrapados en la frontera norte de Costa Rica y no se les permite el ingreso a Nicaragua. Otros 1.300 o 1.500 se han quedado en Panamá y no pueden entrar a Costa Rica.

"Alentamos a que los países involucrados busquen soluciones. Estamos muy preocupados por los derechos humanos de los migrantes", ha agregado DeLaurentis, quien ejerce como embajador en Cuba, aunque no ha recibido el título para evitar una batalla por su confirmación en el Senado de Estados Unidos.

Para leer más