Actualizado 31/08/2018 23:04 CET

EEUU corta su financiación a la UNRWA por considerar que es "una operación irremediablemente fallida"

Donald Trump
REUTERS / YURI GRIPAS

Washington buscará con sus socios un nuevo modelo para ofrecer "un mañana más brillante" a los niños palestinos

WASHINGTON, 31 Ago. (EUROPA PRESS) -

Estados Unidos ha anunciado este viernes que no aportará fondos adicionales a la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados Palestinos en Oriente Próximo (UNRWA) por considerar que es "una operación irremediablemente fallida", si bien ha aclarado que mantendrá los contactos con la ONU y otros actores internacionales para buscar un nuevo modelo que permita proporcionar a los niños palestinos "un mañana más brillante".

"La Administración ha revisado detenidamente la cuestión y ha decidido que Estados Unidos no hará contribuciones adicionales a la UNRWA", ha informado la portavoz del Departamento de Estado, Heather Nauert, a través de un escueto comunicado.

La portavoz de la diplomacia estadounidense ha recordado que el Gobierno de Donald Trump ya avanzó el pasado mes de enero, cuando hizo su última aportación --pasando de 350 millones de dólares a 60--, que no estaba dispuesto a seguir soportando "la desproporcionada carga del coste de la UNRWA".

A este respecto, el Departamento de Estado ha valorado los esfuerzos que han hecho en estos meses varios países, entre los que ha mencionado a Emiratos Árabes Unidos, Jordania, Egipto, Qatar y Suecia, para "abordar este problema", si bien "la respuesta general de la comunidad internacional ha sido insuficiente".

Además de "la brecha presupuestaria" y la falta de "una carga adecuada y compartida", Nauert ha esgrimido que "el modelo de negocio y las prácticas fiscales que han caracterizado a la UNRWA durante años son simplemente insostenibles". "Estados Unidos no seguirá comprometido con la financiación de una operación irremediablemente fallida", ha afirmado.

No obstante, se ha mostrado consciente del impacto que tendrá sobre "palestinos inocentes, especialmente sobre los niños", a quienes ha señalado como "el futuro de Oriente Próximo". "Los palestinos merecen algo mejor que una crisis interminable provocada por un modelo de provisión de servicios. Merecen ser capaces de planear su futuro", ha sostenido.

Por ello, "Estados Unidos intensificará el diálogo con Naciones Unidas, los gobiernos y otros actores internacionales sobre nuevos modelos y nuevos enfoques, que podrían incluir asistencia bilateral directa de Estados Unidos y otros socios, para dar a los niños palestinos un camino más fiable hacia un mañana más brillante".

El 'Washington Post' había informado horas antes de que Estados Unidos cancelaría todos los fondos que destina actualmente a la UNRWA. En una primera respuesta, Alemania ha anunciado que aumentará su aportación presupuestaria a la agencia de la ONU porque su desaparición "podría llevar a una incontrolable reacción en cadena" en Oriente Próximo.

TRASFONDO POLÍTICO

Desde que llegó al cargo, Trump se ha mostrado muy crítico con el dinero que Estados Unidos destina a ayuda internacional y, en concreto, ha cargado contra la UNRWA por considerar que no ha jugado el papel que debería para reactivar las conversaciones de paz entre israelíes y palestinos.

Washington también discrepa de quién puede ser considerado refugiado, ya que estima que solo merecen tal catalogación una décima parte de los más de cinco millones de personas a las que atiende la UBRWA. En concreto, se trataría de los supervivientes del éxodo desatado tras la creación del Estado de Israel en 1948.

Este giro eliminaría 'de facto' el derecho al retorno de la amplia mayoría de los refugiados. "No puedes deshacerte sin más de 5,4 milones de personas (...). Tiene que haber un acuerdo basado en el Derecho Internacional y en las resoluciones de Naciones Unidas", ha esgrimido un portavoz de la UNRWA, Christopher Gunnes, a 'The Washington Post'.

Estados Unidos era hasta el año pasado el mayor contribuyente internacional de la UNRWA al sufragar un tercio del presupuesto, valorado en un total de 1.100 millones de dólares. Aunque también proporciona ayuda directa para Cisjordania y la Franja de Gaza, su principal aliado en la región sigue siendo Israel, al que entrega 4.000 millones de dólares al año en asistencia militar.

"El hecho de que un país en particular decida paralizar la financiación no cambia nuestro mandato", solo "significa que tendremos menos dinero para aplicarlo", ha dicho Gunnes. Desde principios de año, la UNRWA ha intentado paliar el desplante de Estados Unidos buscando a otros donantes y ha obtenido 238 millones de dólares adicionales, pero aún necesita otros 200 millones más para cubrir sus programas básicos este año.