Actualizado 07/06/2007 01:47 CET

EEUU/Cuba.- Un tribunal de Florida reduce la sentencia a un empresario vinculado con el anticastrista Posada Carriles

FORT LAUDERDALE (FLORIDA, EEUU), 6 Jun. (EP/AP) -

Un juez federal de Florida redujo hoy la sentencia de cárcel para un empresario cubano-estadounidense relacionado con el anticastrista Luis Posada Carriles después de que dos hombres entregaran al gobierno un arsenal de armas y explosivos. Este perdón de deuda es un 25 por ciento superior a lo recomendado por la Fiscalía Federal.

La reducción de condena de 16 meses que se decretó en favor de Santiago Álvarez, quien se declaró culpable de asociación delictiva, después de que la Oficina Federal de Investigación (FBI) se incautó de un alijo de armas de tipo militar que incluía lanzagranadas y ametralladoras. También el juez quitó 13 meses a la sentencia del empleado de Álvarez, Osvaldo Mitat.

Álvarez, de 65 años, fue condenado inicialmente a cuatro años de prisión, y Mitat, también de 65 años de edad, tenía una condena de algo más de tres años. Ambos han cumplido ya 18 meses. La reducción de sentencia fue mayor al 25 por ciento de lo recomendado por la Fiscalía Federal.

Los fiscales estuvieron de acuerdo en recomendar una disminución en las condenas de cárcel de ambos hombres después de que las autoridades recibieron una gran cantidad de armas anteriormente este año, incluyendo 90,7 kilogramos (200 libras) de dinamita, 6,3 kilos (14 libras) de explosivos plásticos tipo C-4, treinta pistolas automáticas o semiautomáticas, un lanzagranadas y granadas, y 1.219 metros (4.000 pies) de cordel para detonar.

La entrega la realizaron varios individuos anónimos que habían estado guardando el arsenal en sus casas, garajes y en otros lugares de Miami con el objetivo de perpetrar "algún día" una acción armada contra el gobierno del jefe del Estado cubano, Fidel Castro, según apuntaron los abogados defensores.

"Tengo serias dudas de que éstas hayan sido municiones en manos de terroristas", dijo Kendall Coffey, abogado de Álvarez y ex fiscal federal en Miami. "Es muy probable que hayan estado en manos de luchadores por la libertad de una hermosa tierra ubicada a 90 millas (unos 144 kilómetros) de distancia", añadió el abogado del anticastrista condenado.

Álvarez era desde hace años benefactor financiero de Posada Carriles a quien los gobiernos de Cuba y de Venezuela --país que solicita su extradición-- culpan del atentado terrorista contra un avión comercial cubano que estalló en 1976 sobre las costas de Barbados provocando la muerte de sus 73 ocupantes, la mayoría deportistas cubanos. Además en Cuba se le acusa de una cadena de atentados contra intereses turísticos en 1997. En uno de ellos falleció un ciudadano italiano.

Posada Carriles es un anticastrista y ex agente de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) que fue entrenado para invadir Bahía de Cochinos en 1961. Además se le acusa de conspirar para cometer un magnicidio contra Fidel Castro en Panamá en el año 2000.

El pasado mes Posada Carriles fue puesto en libertad por un juez estadounidense y en la actualidad reside en Miami.