EEUU expresa su "preocupación" por el deterioro de los Derechos Humanos en Tanzania

Casa Blanca
ZACH GIBSON/REUTERS - Archivo
Publicado 10/11/2018 6:46:35CET

MADRID, 10 Nov. (EUROPA PRESS) -

La portavoz del Departamento de Estado estadounidense, Heather Nauert, ha asegurado este viernes que Estados Unidos está "profundamente preocupado" por el deterioro de los Derechos Humanos en Tanzania.

"Nos preocupan las continuas detenciones y el hostigamiento a personas marginadas, incluidas lesbianas, gays, bisexuales y personas transgénero, entre otras, que buscan ejercer sus derechos a la libertad de expresión, asociación y reunión", ha afirmado en un comunicado.

Nauert ha señalado que en Tanzania se está "usando la legislación para restringir las libertades civiles para todos" y ha llamado a las autoridades del país a actuar de manera "decisiva" para defender los derechos de las personas.

Las autoridades de Tanzania liberaron este jueves a diez hombres detenidos recientemente en Zanzíbar por presuntamente participar en una ceremonia para casar a personas del mismo sexo.

Las detenciones llegaron al hilo de las recientes declaraciones del comisionado para la ciudad de Dar es Salaam, Paul Makonda, quien anunció la creación de un grupo para identificar y detener a "muchos homosexuales" que podrían ser condenados a una pena de cárcel de hasta 30 años.

El Gobierno tanzano se ha desmarcado públicamente del llamamiento a delatar y perseguir homosexuales y ha asegurado, en medio del revuelo generado por esta advertencia, que "seguirá respetando y haciendo cumplir los Derechos Humanos, como figura en la Constitución".

La Constitución y las leyes de Tanzania prohíben expresamente las relaciones entre personas del mismo sexo, lo que ha llevado al ostracismo a la comunidad LGTBI. Las penas puedan alcanzar los 30 años de cárcel y no hay visos de que la situación pueda cambiar a corto plazo.

Los llamamientos de activistas y organizaciones de Derechos Humanos chocan, sin embargo, con el conservadurismo del presidente tanzano, John Magufuli, que ha endurecido la persecución LGTBI desde que llegó al poder en 2015. Lo ha hecho porque, según sus propias palabras, "hasta las vacas" desaprueban la homosexualidad.

Contador