EEUU insta a Birmania a poner fin al bloqueo de datos móviles en varios estados del país

Actualizado 30/06/2019 4:41:31 CET
Un soldado del Ejército de Birmania patrulla en el estado de Rajine
Un soldado del Ejército de Birmania patrulla en el estado de RajineREUTERS / SOE ZEYA TUN - Archivo

WASHINGTON, 30 Jun. (Reuters/EP) -

Estados Unidos ha pedido este sábado a las autoridades birmanas que pongan fin de inmediato al apagón de datos móviles en varios estados del país y han incidido en que el restablecimiento de este servicio ayudaría a dotar de transparencia a lo que el Gobierno describe como "acciones de aplicación de la ley para evitar disturbios".

La portavoz del Departamento de Estado Morgan Ortagus ha explicado que Estados Unidos está "profundamente preocupado" por el bloqueo de datos móviles en los estados de Rajine y Chin. En un comunicado oficial, Ortagus ha instado a las autoridades del país a restaurar el servicio de Internet "sin demora".

El pasado lunes, la relatora de la ONU para los Derechos Humanos en Birmania, Yanghee Lee, denunció un "apagón" de los sistemas de telecomunicaciones en nueve localidades del estado de Rajine, donde el Ejército birmano podría estar llevando a cabo una nueva "operación de limpieza" y, por tanto, cometiendo "graves violaciones de los Derechos Humanos contra la población civil".

"Toda la región está en un apagón", indicó Yanghee, que teme por la situación de una población que ha quedado incomunicada tras un bloqueo en los servicios de telefonía móvil. La zona, además, permanece inaccesible para las organizaciones humanitarias, incluidas las agencias de Naciones Unidas.

El Ministerio de Transporte y Comunicaciones emitió el 20 de junio una orden para interrumpir temporalmente los servicios de telefonía móvil, alegando razones de orden público. Según el Gobierno, la red estaba sirviendo como herramienta para el desarrollo de actividades ilegales, reiteró la ONU en su comunicado.

Un importante operador de telecomunicaciones del país, el Grupo Telenor, explicó el 22 de junio que este Ministerio había ordenado el cierre temporal de los servicios de Internet en el oeste del país, alegando "perturbaciones de la paz y el uso de Internet para coordinar actividades ilegales".

Los rohingyas, una minoría musulmana a la que las autoridades birmanas no reconocen la ciudadanía, fueron objeto de una campaña de represión a partir de agosto de 2017 en respuesta a ataques por parte de un grupo separatista, lo que provocó el éxodo de más de 700.000 de ellos hacia el vecino Bangladesh.

Recientemente, el conflicto entre el Ejército de Arakán y el Tatmadaw que estalló a finales de 2018 ha provocado ya 35.000 desplazados, a los que se sumarían "decenas" de muertos y heridos, algunos bajo custodia de los militares. Yanghee ha instado a las dos partes a garantizar la protección de los civiles.

Para leer más