Actualizado 28/10/2020 18:00 CET

EEUU e Israel firman un acuerdo para expandir su cooperación científica a los asentamientos en Cisjordania

El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu
El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu - Haim Zach/GPO/dpa - Archivo

La Autoridad Palestina dice que "es un precedente grave" que "no puede ser tolerado"

MADRID, 28 (EUROPA PRESS)

Los gobiernos de Estados Unidos e Israel han firmado este miércoles un acuerdo que expande su cooperación a nivel científico a los asentamientos en Cisjordania, una decisión criticada rápidamente desde la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), que ha hablado de un "acto flagrantemente ilegal".

El acuerdo ha sido firmado por el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, y el embajador estadounidense en el país, David Friedman, según ha recogido el diario 'The Times of Israel'. El pacto enmienda tres acuerdos de la década de los setenta y elimina las restricciones geográficas relativas a las fronteras de 1967.

Así, dichos acuerdos resaltaban que los proyectos de cooperación "no deben llevarse a cabo en zonas geográficas que recayeron bajo administración de Israel tras el 5 de junio de 1967 y no deben relacionarse con asuntos pertinentes principalmente a estas zonas".

El acuerdo aprobado durante la jornada elimina dicha cláusula, por lo que Netanyahu ha destacado que "se abre Judea y Samaria --nombre bíblico de Cisjordania-- a las interacciones académicas, comerciales y científicas con Israel", en lo que se considera como un primer paso de cara al reconocimiento de una posible anexión.

"Es una victoria muy importante frente a todos los que buscan deslegitimar todo lo israelí más allá de las líneas de 1967", ha señalado Netanyahu, quien ha descrito a estas personas como "boicoteadores malévolos". "Tengo un mensaje simple para ustedes: Están equivocados y fracasarán", ha dicho.

En este sentido, ha manifestado que estas personas "niegan lo que no puede ser negado, la conexión milenaria entre el pueblo de Israel y la tierra de Israel". "Fracasarán porque estamos decididos a seguir edificando nuestra vida en nuestra patria ancestral y a no volver a ser desarraigados", ha argüido.

Netanyahu ha señalado además que el acuerdo será igualmente aplicado en los Altos del Golán, ocupados por Israel y cuya soberanía reclama Siria. Estados Unidos ya reconoció en 2019 la soberanía israelí en estos territorios, así como a Jerusalén como capital de Israel, lo que ha provocado numerosas críticas por parte de las autoridades palestinas y la comunidad internacional.

Por su parte, Friedman ha destacado que los acuerdos firmados en los setenta fueron "maravillosos" y han generado "resultados increíbles", si bien ha lamentado que "estuvieran sometidos a limitaciones políticas que no sirvieran a los objetivos que debían conseguir". "Estas restricciones geográficas ya no se alinean con nuestra política exterior", ha remachado.

De esta forma, ha defendido que "las restricciones geográficas en estos acuerdos era un anacronismo" y ha dicho que, con las enmiendas", se corrige un error". "Estamos fortaleciendo una vez más el lazo irrompible entre nuestros dos países", ha remachado.

CRÍTICAS PALESTINAS

En respuesta, el portavoz de la Presidencia de la Autoridad Palestina, Nabil Abú Rudeina, ha afirmado que el acuerdo "es un precedente grave que es condenado, rechazado y que no puede ser tolerado", según ha informado la agencia palestina de noticias WAFA.

"Este paso indica una complicidad activa de Estados Unidos en la ocupación de territorios palestinos y una consolidación de la política de la Administración (del presidente estadounidense, Donald) Trump de violar el Derecho Internacional y las resoluciones de Naciones Unidas que han condenado las actividades en asentamientos en todas sus formas", ha dicho.

De esta forma, ha subrayado que "todos los asentamientos en territorios ocupados son ilegales y cualquier acción estadounidense es ilegal y constituye una violación de la Cuarta Convención de Ginebra", antes de acusar a Washington de intentar ayudar a Israel a cimentar la ocupación.

Por su parte, Hanan Ashraui, del Comité Ejecutivo de la OLP, ha manifestado que el acuerdo "elimina toda mención a las fronteras de 1967" y ha dicho que "extender la financiación estadounidense a la Cisjordania ocupado, incluidos los asentamientos ilegales, es un claro reconocimiento de la anexión israelí de territorio palestino".

"Esto aumenta la implicación de la Administración Trump en los crímenes de guerra israelíes a una participación activa y voluntaria", ha argumentado la destacada política palestina, quien ha agregado que Estados Unidos e Israel "se están apresurando para dar este reconocimiento 'de facto' a la anexión israelí de última hora" de cara a las elecciones presidenciales en el país norteamericano.

"En una precipitación para dar productos a Israel antes de enero de 2021, incluida la normalización, beneficios económicos y apoyo a la anexión, la Administración Trump cree que puede entregar Palestina en bandeja de plata", ha lamentado.

Ashraui ha resaltado que el Gobierno estadounidense "siempre ha tenido como objetivo facilitar y legitimar la anexión". "Este acuerdo es un asalto contra los principios básicos del Derecho Internacional y las resoluciones del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas", ha indicado.

"Esto debe ser un toque de atención para la Unión Europea (UE) y los estados europeos", ha manifestado, antes de reclamar al bloque regional "que muestre liderazgo moral y legal para hacer a Israel rendir cuentas por sus crímenes". "Las realidades que resultan de acciones ilegales son nulas e inválidas", ha dicho.

"Este acuerdo no disminuye los derechos palestinos ni cambia la demanda justificada de libertad del pueblo palestino. No pararemos ni nos rendiremos ante esta alianza de agresión", ha zanjado.

ACUERDOS DE NORMALIZACIÓN

La firma del acuerdo ha tenido lugar después de que Israel haya alcanzado acuerdos para normalizar sus relaciones con Emiratos Árabes Unidos (EAU), Bahréin y Sudán, todos ellos con la mediación de Estados Unidos, durante el último mes y medio.

Los acuerdos han sido criticados desde la Autoridad Palestina, que ha reiterado que la única solución al conflicto pasa por unas conversaciones de paz entre israelíes y palestinos, al tiempo que ha incidido en que los mismos suponen un golpe al consenso árabe sobre la materia.

En este sentido, el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abbas, ha defendido la necesidad de una conferencia internacional para iniciar estos contactos, tras rechazar una mediación por parte de Estados Unidos argumentando que está sesgado a favor de Israel, especialmente a raíz de la presentación del conocido como 'acuerdo del siglo', rechazado frontalmente por las autoridades palestinas, que se niegan a que sea el documento en torno al cual iniciar un proceso de negociaciones.

Sin embargo, Trump afirmó tras la firma de los acuerdos entre EAU, Bahréin e Israel el 15 de septiembre en la Casa Blanca que hay conversaciones "muy avanzadas" con cinco países de Oriente Próximo, entre ellos Arabia Saudí, de cara a la firma de pactos similares con Israel.

El mandatario incidió en este punto tras el anuncio la semana pasada entre Israel y Sudán y manifestó que "hay muchos países" preparándose para alcanzar pactos similares con Israel. "Estoy seguro de que verán a Arabia Saudí ahí muy pronto. Realmente creo que pasará", manifestó.

Lo más leído

  1. 1

    Se filtran fotografías del cuerpo sin vida de Maradona

  2. 2

    La Tierra viaja más rápido y está más cerca del centro de la galaxia

  3. 3

    Júpiter y Saturno sobrevivirán al Sol expandido pero no saldrán ilesos

  4. 4

    Se descubre la verdadera cara de Doña Ana, la matriarca de Cantora

  5. 5

    Ahsoka Tano revela el nombre real de Baby Yoda y su pasado en The Mandalorian