EEUU reclama una acción internacional tras el lanzamiento norcoreano de un misil balístico

Actualizado 14/02/2017 13:30:52 CET
CARLOS BARRIA/REUTERS

GINEBRA, 14 Feb. (Reuters/EP) -

El Gobierno de Estados Unidos ha reclamado este martes una acción internacional para que el régimen de Corea del Norte rinda cuentas por el lanzamiento de un misil balístico realizado desde su territorio este fin de semana.

El embajador de Estados Unidos ante la Conferencia de Desarme, Robert Wood, ha asegurado que hay que hacer todo lo posible para impedir que el régimen que lidera Kim Jong Un siga avanzando en el desarrollo de su programa de misiles. "Deben cesar todos esfuerzos para hacer avanzar el programa de misiles balísticos y armas nucleares de Corea del Norte", ha afirmado.

"Si alguna vez hay una situación que reclame una acción colectiva internacional para garantizar nuestra seguridad mutua, es esta", ha subrayado el embajador Wood.

Las declaraciones del embajador de Estados Unidos en la Conferencia de Desarme llegan después de que el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas condenara este lunes el lanzamiento del misil balístico realizado por el Gobierno norcoreano.

En su declaración, los miembros del máximo órgano de decisión de Naciones Unidas han acordado supervisar de cerca la situación y "tomar nuevas medidas significativas" al respecto, en línea con los pasos dados hasta ahora.

El presidente del organismo, el ucraniano Volodimir Yelchenko, ha señalado en un comunicado que todos los estados miembro han condenado "en términos enérgicos" los lanzamientos de misiles por parte de Pyongyang que tuvieron lugar el pasado 11 de febrero y el 19 de octubre, que violan las últimas resoluciones emitidas por el órgano.

El Consejo de Seguridad ha explicado que estos lanzamientos "contribuyen al desarrollo del sistema de lanzamiento de armas nucleares en Corea del Norte", por lo que "elevan la tensión" en la región, y ha acusado a Pyongyang de estar utilizando para ello recursos que podría destinar a las "grandes necesidades insatisfechas" de los ciudadanos norcoreanos.