Actualizado 23/02/2021 11:33 CET

EEUU reitera su "preocupación" por la posible retirada de Irán de un protocolo adicional del acuerdo nuclear

El secretario de Estado de EEUU, Antony Blinken
El secretario de Estado de EEUU, Antony Blinken - Freddie Everett/State Department / DPA

Aplaude la "profesionalidad" de la AIEA tras su acuerdo con Teherán para mantener las inspecciones

MADRID, 23 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Estados Unidos ha aplaudido este lunes la "profesionalidad" de la Agencia Internacional para la Energía Atómica (AIEA) tras su último acuerdo con Irán y ha reiterado su "preocupación" por la intención de Teherán de suspender la aplicación de un protocolo adicional del acuerdo nuclear de 2015.

El portavoz del Departamento de Estado estadounidense, Ned Price, ha destacado el papel de la AIEA "en sus esfuerzos para contactar con Irán para que mantenga la cooperación necesaria para verificar su programa nuclear" y ha subrayado la importancia del citado acuerdo.

"Apoyamos totalmente los esfuerzos del director general de la AIEA a este fin mientras reiteramos el llamamiento a Irán para que cumpla totalmente sus deberes de verificación y otros compromisos de no proliferación", ha resaltado Price durante su rueda de prensa diaria.

Asimismo, ha hecho hincapié en que "Irán nunca obtendrá armas nucleares" y ha añadido que el presidente estadounidense, Joe Biden, "ha sido inequívoco sobre esto", al tiempo que ha reiterado que Washington "está preparado para reunirse con los iraníes en el contexto del acuerdo nuclear para retomar la diplomacia".

"Si Irán vuelve al cumplimiento total del acuerdo nuclear, Estados Unidos estará preparado para hacer lo mismo. Entonces usaremos el acuerdo nuclear como una base para un acuerdo más largo y firme y negociaremos acuerdos de seguimiento para cubrir otras áreas de preocupación, incluido el programa de misiles balísticos de Irán", ha agregado.

Las autoridades iraníes han rechazado estas exigencias estadounidenses y han incidido en que fue Washington el que se retiró de forma unilateral del acuerdo nuclear en 2018 e impuso posteriormente sanciones a Teherán, por lo que exigen que sea Estados Unidos el que vuelva al acuerdo antes de poner condiciones. Asimismo, ha rechazado incluir en las negociaciones su programa de misiles.

Por último, Price ha destacado que Washington "trabaja" con los países europeos para lograr una solución. "Por primera vez desde hace bastante tiempo, Estados Unidos no trabaja en intereses cruzados con nuestros aliados europeos", ha argüido.

Las palabras de Price llegaron horas después de que el portavoz del Ministerio de Exteriores iraní, Said Jatibzadé, asegurara que "no se hicieron concesiones" a Estados Unidos en el acuerdo alcanzado con la AIEA para mantener las inspecciones nucleares en el país. Además, destacó que se trata de un "acuerdo técnico bilateral y temporal".

EL ACUERDO

El director general de la AIEA, Rafael Grossi, apuntó el domingo que el acuerdo contempla que se mantengan las inspecciones "necesarias" del organismo sobre el programa nuclear iraní, aunque se limita su acceso. "Hemos conseguido un resultado razonable. Hay menos acceso, pero podremos mantener el grado necesario de monitorización y verificación", afirmó.

De esta forma, no habrá más inspecciones sorpresa. "Lo que hemos alcanzado es un acuerdo viable, útil para superar estas diferencias que estamos teniendo. Salva la situación por ahora", manifestó Grossi. El acuerdo publicado recoge que "Irán suspende las medidas voluntarias contempladas en el PIAC (Plan Integral de Acción Conjunta, el acuerdo nuclear de 2015) a partir del 23 de febrero".

"Irán seguirá cumpliendo sin limitaciones con el Acuerdo de Salvaguardia incluido en el PIAC como hasta ahora", explica la declaración conjunta de AIEA y Organización de Irán para la Energía Atómica (OIEA). Además, ambas partes acuerdan que la AIEA "seguirá con la verificación y monitorización de actividades necesaria durante tres meses" de forma compatible con la ley del Parlamento iraní.

Irán ha anunciado hasta la fecha la retirada de sus compromisos sobre varios de los puntos del acuerdo, lo que ha provocado el temor en el resto de firmantes de un posible colapso del pacto. Sin embargo, Teherán ha defendido en todo momento que estos pasos pueden revertirse si Estados Unidos retira las sanciones y vuelve al acuerdo.

Contador

Para leer más