El Ejército birmano pone en duda que los rohingyas hayan llegado a Bangladesh huyendo de la violencia

Publicado 15/02/2019 11:54:37CET
REUTERS / SOE ZEYA TUN - Archivo

TOKIO, 15 Feb. (Reuters/EP) -

El jefe de las Fuerzas Armadas de Birmania, Min Aung Hlaing, ha denunciado las críticas "sin pruebas" que hablan de una persecución contra la minoría rohingya en el estado de Rajine y ha sugerido que parte de los refugiados llegados a Bangladesh solo querían "vivir con familiares o huir a un tercer país".

A pesar de que investigadores de la ONU han denunciado incluso una "intención genocida" por parte del Ejército birmano, que lanzó una operación en Rajine en agosto de 2017, Min Aung Hlaing ha negado que haya habido persecución y ha asegurado que "las críticas sin pruebas perjudican la dignidad de la nación", según una entrevista publicada este viernes por el diario japonés 'Asahi Shimbun'.

El responsable militar ha puesto en duda las cifras que hablan de más de 900.000 refugiados en territorio bangladeshí, así como que todos ellos hayan cruzado de la frontera por motivos vinculados a la violencia. "Cabe pensar que las razones por las que se han mudado a Bangladesh eran vivir con familiares o huir a un tercer país", ha señalado.

"Todos ellos dicen los mismo, lo que me lleva a pensar que alguien les ha trasladado lo que tienen que decir", ha añadido, en su primera entrevista en detalle desde que estalló la ola represiva de 2017, y en la que tan solo reconoce que "unos pocos" militares pudieron haber estado implicados en abusos como ejecuciones extrajudiciales o violaciones.

La magnitud estos abusos es tal que incluso el Tribunal Penal Internacional (TPI) debate si tiene jurisdicción para analizarlos, ya que aunque Birmania no es firmante del Estatuto de Roma, sí lo es Bangladesh. En línea con lo dicho por el Gobierno, Min Aung Hlaing ha rechazado cualquier iniciativa de este tipo: "No aceptaremos instrucciones que amenacen la soberanía de Birmania".