Erdogan y Al Bashir refuerzan la alianza bilateral tras el fin de las sanciones contra Sudán

Recep Tayyip Erdogan y Omar Hasán al Bashir en Jartum
REUTERS / MOHAMED NURELDIN ABDALLAH
Actualizado 26/12/2017 18:04:26 CET

MADRID, 26 Dic. (EUROPA PRESS) -

Los presidentes de Turquía y Sudán, Recep Tayyip Erdogan y Omar Hasán al Bashir, respectivamente, han expresado este martes su deseo de reforzar la cooperación entre ambos países a través de proyectos militares y económicos que son posibles gracias a la retirada de las sanciones de Estados Unidos contra el país africano.

Erdogan y Al Bashir han emitido una declaración conjunta, al término de la visita de dos días que el presidente turco ha realizado a Sudán, en la que destacan la creación de un consejo de cooperación estratégica de alto nivel para supervisar los proyectos comunes.

"Dentro del Consejo, se ha creado un grupo de planeamiento de estrategia bajo el mando de los ministros de Exteriores de ambos países que tiene como objetivo desarrollar las relaciones y la cooperación bilaterales aún más", reza la nota oficial, recogida por el diario turco 'Hurriyet'.

Durante la estancia de Erdogan en Sudán, los países han firmado acuerdos en diversos ámbitos. Entre ellos destaca la construcción de un muelle para barcos civiles y militares en Suakin, antigua ciudad del Imperio Otomano, ha indicado el ministro de Exteriores sudanés, Ibrahim Ghandour, citado por Reuters.

Suakin fue un gran puerto durante el Imperio Otomano pero cayó en desuso con la construcción del Puerto de Sudán, 60 kilómetros al norte. Erdogan se ha propuesto recuperar su antiguo esplendor convirtiéndolo en paso obligado de los peregrinos turcos hacia La Meca.

Además, Turquía invertirá en la construcción del nuevo aeropuerto de Jartum y en otros proyectos del sector privado relacionados con la producción de algodón, la generación de electricidad y las industrias cárnica y agraria. Erdogan y Al Bashir confían en relanzar el comercio entre sus países hasta los 10.000 millones de dólares anuales.

Esta profundización de los lazos bilaterales es posible por la retirada de las sanciones impuestas por Estados Unidos contra Sudán. El país africano espera ahora atraer inversión extranjera por valor de otros 10.000 millones de dólares al año, desde los 1.000 millones que logró en 2016, según datos de la ONU.

Sudán es la primera parada de la gira africana que Erdogan emprendió el pasado domingo y con la que espera afianzar el papel de Turquía en África. Tras su paso por Sudán, llegará a Chad y Túnez.