Erdogan dice que Turquía "se reserva el derecho a atacar a terroristas" en Siria y rechaza las críticas de EEUU

Recep Tayyip Erdogan
REUTERS / TUMAY BERKIN - Archivo
Publicado 15/01/2019 18:59:28CET

MADRID, 15 Ene. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, ha afirmado este martes que Ankara "se reserva el derecho a atacar a terroristas" y ha recalcado que las autoridades del país "no tiene problemas con los kurdos de Siria", en medio de los preparativos para una ofensiva contra la milicia kurda Unidades de Protección Popular (YPG).

"Nos reservamos el derecho a atacar a terroristas que amenazan a nuestro país desde territorio sirio", ha sostenido en un artículo publicado en el diario ruso 'Kommersant'.

"Quisiera subrayar que la República de Turquía no tiene problemas con los kurdos sirios ni con ningún grupo que viva en el territorio de nuestro vecino", ha manifestado, según recoge la agencia de noticias Sputnik.

Así, ha manifestado que "las acusaciones infundadas que se han extendido desde Estados Unidos no reflejan la realidad, sino el punto de vista de ciertos grupos interesados", en respuesta a las advertencias desde Washington contra la posible ofensiva contra las YPG.

Por otra parte, ha destacado que "la retirada de Estados Unidos de Siria es un paso en la dirección correcta" y ha argumentado que "la crisis siria solo puede ser resuelta por los países que se benefician de la curación de las heridas sirias".

El presidente estadounidense, Donald Trump, anunció el 19 de diciembre que había ordenado una retirada de los 2.000 militares estadounidenses desplegados en Siria en un plazo de 30 días sin condición alguna. Más tarde el propio Trump apuntó a un plazo de cuatro meses, pero ya se especula con plazos aún más prolongados.

Turquía ya advertido de que atacará a las milicias aliadas de Estados Unidos en la lucha contra el Estado Islámico. El principal objetivo de Ankara son las YPG, columna vertebral de las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), las fuerzas armadas de Siria del Norte, una autoproclamada república federal e interétnica que aspira a convertirse en el sistema político dominante en toda Siria.

Precisamente, las FDS serían las principales perjudicadas por la retirada estadounidense y han advertido de que si se materializa, cesarán el ofensiva contra los yihadistas para concentrarse en la defensa frente a una posible ampliación de la invasión turca.

Ante esta situación, el mandatario estadounidense amenazó el domingo con "devastar económicamente" a Turquía si Ankara decide atacar a los kurdos en Siria. Poco después, indicó que "igualmente" espera que los kurdos no provoquen a las autoridades turcas y apuntó a la posibilidad de crear una zona segura en la frontera.

Ankara considera a las YPG como un grupo vinculado al Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), al que cataloga de organización terrorista. Turquía ha llevado a cabo varias ofensivas con el apoyo de rebeldes sirios contra los milicianos kurdos en el país árabe.