Actualizado 27/10/2014 21:14:13 +00:00 CET

EI difunde un vídeo de John Cantlie para negar la "retirada" yihadista

Vídeo de Estado Islámico con John Cantlie desde Kobani
Foto: YOUTUBE

MADRID, 27 Oct. (EUROPA PRESS) -

   Estado Islámico ha difundido un nuevo vídeo del periodista británico John Cantlie en el que éste aparece supuestamente en la ciudad siria de Kobani, desde donde la milicia niega, por boca de su rehén, que tenga previsto retirarse de una localidad que Estados Unidos quiere convertir en "símbolo".

   Cantlie fue secuestrado hace casi dos años y está siendo utilizado como portavoz para las reivindicaciones de Estado Islámico. Aunque la milicia no le ha señalado nunca como un potencial ejecutado, el británico reconoció el riesgo que corre en una grabación anterior --"espero mi turno", dijo--.

   En un nuevo vídeo, la milicia pretende demostrar, con cámaras en tierra y desde un 'drone', cuál es la situación de Kobani, cerca de la frontera de Turquía. Cantlie alega que, "a pesar de los continuos bombardeos" norteamericanos, los "muyahidines", han seguido avanzando hacia el "corazón" de la ciudad y ya "controlan los sectores este y sur".

   Así, según las palabras de Cantlie, la "denominada" zona segura del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) está "controlada por completo por Estado Islámico".

   En este sentido, advierte de que es sólo "cuestión de tiempo" que Estado Islámico capture toda la localidad y afirma que los islamistas han pasado de utilizar armamento pesado a ir "casa por casa". "La batalla de Kobani está llegando a su final", apunta el periodista.

   Cantlie afirma que Kobani ya no tiene defensas suficientes del PKK, de los peshmerga --fuerzas armadas del Kurdistán iraquí--, o de las Unidades de Protección Popular (YPG), brazo armado del Partido de la Unión Democrática (PYD).

DETALLES

   Estado Islámico niega, por tanto, que esté en "retirada", como aseguran los "medios occidentales" y los dirigentes de Estados Unidos. Cantlie cita informaciones recientes para ironizar con la ausencia de periodistas sobre el terreno y señalar como fuentes informantes a comandantes kurdos que "no tienen ni la más mínima intención de decir la verdad".

   La alusión a las fechas es una de las referencias con las que Estado Islámico quiere hacer ver la autenticidad de un vídeo en el que se muestran, además, enclaves del entorno donde está grabado. Aparecen, por ejemplo, un puesto de control de la frontera turca o el campamento de refugiados adonde habrían llegado cientos de miles de desplazados.