Actualizado 12/09/2016 18:12 CET

El ex primer ministro británico David Cameron dimite como parlamentario

David Cameron
REUTERS

LONDRES, 12 Sep. (Reuters/EP) -

El ex primer ministro británico David Cameron ha presentado este lunes su dimisión como parlamentario conservador, lo que supone el fin de su carrera política, apenas dos meses después de dimitir como jefe de Gobierno tras perder la batalla por el 'Brexit'.

Cameron, que accedió al poder en el año 2010, ha anunciado su decisión de dejar su puesto como representante de la circunscripción de Oxfordshire. Su intención es "hacer hueco" para alguien nuevo que represente su región y evitar así convertirse en una "distracción" política.

"He pensado sobre esto largo y tendido durante el verano y he decidido que lo correcto es retirarme como miembro del parlamento de Witney", ha declarado Cameron a la televisión británica BBC.

"Dentro de mi propia perspectiva política y teniendo en cuenta las circunstancias de mi dimisión, me es imposible seguir siendo diputado después de haber sido primer ministro. Creo que todo lo que haga a partir de ahora se va a convertir en una gran distracción de lo que nuestro Gobierno necesita hacer por nuestro país", ha explicado después en un comunicado.

El antiguo líder conservador del Gobierno británico, de 49 años, dimitió como primer ministro el pasado mes de junio, después de que el 52 por ciento de los británicos aprobase la salida de Reino Unido de la Unión Europea. Cameron, que había hecho campaña por permanecer dentro del bloque europeo, decidió entonces retirarse del Ejecutivo, ya que, de acuerdo con sus declaraciones, Reino Unido necesitaba un nuevo líder para negociar la salida del país de la UE.

Desde su salida del Gobierno, Cameron ha estado ocupando su puesto como 'backbencher', representando a Oxfordshire. En el sistema parlamentario británico, un 'backbencher' es un miembro del Parlamento que no ocupa los asientos delanteros en la Cámara de los Comunes, por lo que ejerce un rol político menor.

Cameron había declarado en varias ocasiones que su intención era continuar siendo miembro del Parlamento hasta que acabase la legislatura en el año 2020.

La primera ministra británica, Theresa May, que juró el cargo pocas semanas después de la dimisión de Cameron, ha intentado distanciarse de ciertas políticas propuestas de su antecesor, particularmente en materia de educación. "La apoyo completamente, apoyo todo lo que está haciendo y está haciendo un trabajo magnífico. Pero obviamente voy a tener mis propias opiniones sobre ciertos temas...", ha declarado Cameron.