Publicado 25/05/2020 6:25:08 +02:00CET

El ex de Salud Nelson Teich confirma que dimitió por "discordancias" con Bolsonaro sobre la cloroquina

El exministro de Salud de BRasil, Nelson Teich.
El exministro de Salud de BRasil, Nelson Teich. - Anderson Riedel/Palácio do Plan / DPA - Archivo

MADRID, 25 May. (EUROPA PRESS) -

El exministro de Salud de Brasil Nelson Teich ha confirmado este domingo que su dimisión se produjo por la "discordancia" entre él y el presidente, Jair Bolsonaro, en relación al uso de la cloroquina, un medicamento usado frente a la malaria, como tratamiento contra la COVID-19.

"Quién juzgue al presidente será el futuro, no seré yo. Mi papel fue trazar un camino, pero no hubo concordancia con el presidente", ha contado Teich, quien, sin embargo, ha apuntado que su salida no supuso un "conflicto".

"Tener una discordancia no es un tener un conflicto. Mi salida fue cómoda", ha dicho el que fuera ministro de Salud durante apenas un mes en una entrevista concedida al canal de noticias brasileño Globo News.

"No hubo concordancia con el presidente. Él es el jefe de la nación. Él me puso ahí. Si no hay coincidencia entre ambos tengo que salir. Es él quien lo define todo", ha dicho Teich, cuestionado acerca de si tuvo presiones por parte del mandatario de extrema derecha.

No obstante, Teich ha explicado que cuando tomo las riendas del Ministerio existía una divergencia mayor con Bolsonaro que el uso o no de este fármaco, y era la relacionada con las medidas de aislamiento y cuarentena, la misma razón por la que su antecesor en el cargo, Luiz Henrique Mandetta optó por echarse a un lado tras comprobar como el presidente se negaba a cerrar la actividad económica.

Teich también ha defendido la necesidad de revisar el protocolo que firmó el Ministerio de Salud en relación al uso de este medicamento para tratar la malaria, y sin estudios científicos de peso que lo avalen como un fármaco apto para tratar la enfermedad del nuevo coronavirus, después de que se hayan revelado algunas investigaciones que muestran cómo puede poner en riesgo la vida de aquellos pacientes que la toman.

"No fue una cuestión de cloroquina, fue una cuestión de política", ha dicho Teich, quien ha explicado que el principal escollo fue estar desacuerdo con gastar dinero y recursos públicos en algo, la cloroquina, que todavía se desconoce si es efectivo o no para tratar la enfermedad.

"Los recursos humanos son escasos. Aquí cada centavo vale oro. El uso de los recursos tienen que ser el adecuado. Si yo tengo cosas que no sé si funcionan, yo no puedo gastar dinero en eso porque tengo muy poco dinero", ha explicado.

En su último balance, Brasil ha confirmado 653 nuevas muertes y 15.813 nuevos casos del nuevo coronavirus, por lo que el total de víctimas mortales es de 22.666 y el de contagios de 363.211.

Brasil es ya el segundo país más afectado por la pandemia, sólo por detrás de Estados Unidos, que ha rebasado los 1,6 millones de casos y se acerca a las 98.000 muertes. El Gobierno de Washington además ha anunciado este domingo que prohíbe la entrada a su territorio a todas aquellas personas que hayan estado en suelo brasileño 14 días antes de su intención de entrada.

Para leer más