Publicado 23/01/2021 16:41CET

Expertos se declaran desconcertados por los comentarios de Johnson sobre la gravedad de la cepa británica

El primer ministro británico, Boris Johnson
El primer ministro británico, Boris Johnson - Leon Neal/PA Wire/dpa

LONDRES, 23 Ene. (DPA/EP) -

Los expertos en salud británicos han expresado este sábado su sorpresa por los comentarios formulados en la víspera por del primer ministro, Boris Johnson, al dar a entender que la cepa del coronavirus descubierta por primera vez en Reino Unido podría ser más letal, una afirmación que arroja muchas dudas al respecto, a su entender.

En este sentido, la directora de la Sanidad Pública Británica, Yvonne Doyle, ha explicado a la BBC que todavía "no está absolutamente claro" que esa variante sea más letal. "Hay alguna evidencia", ha reconocido, "pero es una evidencia muy tempranera. Todavía es demasiado pronto como para asegurar nada".

Un miembro del panel de expertos del Gobierno británico (SAGE), Mike Tildesley, ha coincidido en la valoración de su colega y confesado a la BBC que el anuncio de Johnson le había "sorprendido".

"Me habría gustado esperar una semana o dos más, y supervisar un poco más la situación antes de sacar conclusiones realmente sólidas al respecto", ha añadido.

Tildesley reconoció que era cierto que número de muertes había aumentado ligeramente, de 10 a aproximadamente 13 por cada 1.000 pacientes, tal y como avisó el primer ministro. No obstante, el experto matizó también que esa estimación se basa "en una cantidad relativamente pequeña de datos".

Existe consenso en que la cepa es más contagiosa, pero hasta ahora no había habido ninguna sugerencia por parte de los altos responsables de la operación de contención del coronavirus de que podría ser más letal.

Otros expertos han defendido, por contra, la decisión del primer ministro, como el principal asesor científico, Peter Horby. "Si la información no se hubiera divulgado, el gobierno podría haber sido acusado de encubrirla", en su opinión.

"Sin embargo, la noticia debe ponerse en perspectiva", agregó. Aunque hay indicios de que la cepa es marginalmente más letal, Horby indicó que el riesgo de muerte aún era "muy, muy pequeño" para la mayoría de las personas.