Publicado 25/05/2015 16:50CET

Las FARC seguirán con el diálogo de paz pese al fin de la tregua

BOGOTÁ, 25 May. (EUROPA PRESS) -

Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) han reiterado este lunes que seguirán con el diálogo de paz, pero han advertido de que los últimos ataques por parte de los uniformados suponen "un paso atrás" en la mesa de negociaciones de La Habana.

"El pueblo colombiano clama por la paz (...) y nosotros actuaremos con suma responsabilidad frente al anhelo de las mayorías nacionales. No podemos echar por la borda los esfuerzos empeñados en ya casi tres años de conversaciones", han dicho las FARC en un comunicado.

Sin embargo, ha subrayado que "los luctuosos acontecimientos ocurridos la semana pasada son un paso atrás en lo avanzado hasta ahora en la mesa de negociaciones", en alusión al bombardeo contra el campamento del Frente 29 de las FARC en Guapi (Cauca), que dejó 26 guerrilleros muertos.

"Las FARC no nos alegramos por la muerte de ningún compatriota", han sostenido, recordando, además de a estos 26 guerrilleros, a los once soldados y la niña muertos en el municipio de Buenos Aires. "Para eso estamos en La Habana, para construir un país donde ninguna familia tenga que repetir el dolor de hechos como estos", ha recalcado.

"Para empeorar las cosas, el presidente, Juan Manuel Santos, ha actuado ante la actual coyuntura con total ausencia de buen juicio y con un discurso contrario al propósito de reconciliación que pregona, propalando un mensaje que solo puede favorecer a quienes ansían la perpetuación de la guerra en Colombia", han lamentado.

La guerrilla ha considerado que "un jefe de Estado no puede regocijarse con la muerte de compatriotas, mucho menos cuando estas representan golpes directos contra su principal bandera de Gobierno: el fin del conflicto".

Así, han lamentado que "en Colombia, en consideración al bando en el que combatan, los muertos o heridos producidos en idénticas condiciones, se presentan por parte del Gobierno como de primera o de última categoría, como héroes o como villanos, como asesinados o como neutralizados".

DIÁLOGO BILATERAL

Con todo ello, han argumentado que "los diálogos de paz necesitan un fuerte impulso, y éste solo podrá venir de una tregua bilateral". "No puede pretenderse que a través de la presión militar se pueda doblegar nuestra voluntad de lucha. Ese es un camino equivocado, es obvio que la paz no se alcanzará nunca escalando el conflicto", han sostenido.

Como solución, la insurgencia ha exigido a todos "sindéresis, realismo y coherencia", prometiendo, en su caso, "mantener la cabeza fría y el corazón ardiente". "Ni el Gobierno ni Santos pueden actuar al vaivén de intereses ultraderechistas, nacionales y extranjeros, presiones militaristas o cálculos electoreros", han subrayado.

"Llamamos al Gobierno y a los medios de comunicación colombianos a que actúen con la responsabilidad y el sentido patriótico a que están obligados para de una vez por todas crear las condiciones que pongan fin al conflicto que desangra a nuestro pueblo desde hace más de 50 años", han recalcado.

FIN DE LA TREGUA

El pasado viernes las FARC anunciaron la suspensión del alto el fuego unilateral vigente desde el 20 de diciembre por la ofensiva militar sobre el campamento del Frente 29.

Santos ha justificado esta acción y ha ordenado a militares y policías "arreciar" en su lucha contra la guerrilla, recordando que desde el inicio del diálogo de paz, en 2012, dejó claro que las operaciones de seguridad no cesarían.

Los expertos políticos han alertado de que el fin de la tregua supondrá un repunte inmediato de la violencia. En consecuencia, el Ejército ya ha puesto en alerta a sus tropas.

Para leer más