Filipinas.- Una bomba presuntamente activada por milicianos islámicos causa 11 heridos en el sur de Filipinas

Actualizado 08/06/2007 15:46:10 CET

MANILA, 8 Jun. (EP/AP) -

Al menos 11 personas resultaron heridas hoy como consecuencia de la explosión de una potente bomba presuntamente detonada por milicianos islámicos en un autobús aparcado en una terminal en el sur de Filipinas, según informó la Policía.

El artefacto había sido colocado debajo de un asiento del autobús. La explosión hirió gravemente al conductor de una furgoneta aparcada detrá del autobús y a otras cuatro personas que se encontraban en la terminal, incluido un niño de diez años de edad, según el jefe de la Policía de la provincia de Cotabato, el superintendente Federico Dulay.

Otras seis personas fueron tratadas por cortes causados por los cristales, pero fueron dadas posteriormente de alta, según el jefe de la Policía de al ciudad de Matalam (920 kilómetros al sur de Manila), el inspector Ellas Colona.

"Los autores realmente intentaron dañar o matar a las personas mediante un poderoso explosivo dentro del autobús", declaró Dulay, quien precisó que los investigadores creen que el artefacto fue activado desde un teléfono móvil. El autobús estaba vacío porque tanto los pasajeros como el conductor habían bajado a almorzar, añadió.