Publicado 22/12/2021 03:38CET

Finlandia implanta restricciones para la hostelería y reconsidera el uso del pasaporte COVID

Archivo - La primera ministra de Finlandia, Sanna Marin
Archivo - La primera ministra de Finlandia, Sanna Marin - Jussi Nukari/Lehtikuva/dpa - Archivo

El Gobierno refuerza el control fronterizo y exigirá certificado de vacunación y prueba negativa con 48 horas de vigencia

MADRID, 22 Dic. (EUROPA PRESS) -

Las autoridades sanitarias de Finlandia han implantado una serie de restricciones de horario a la hostelería de cara a las fechas de navidad, han suspendido la validez del pasaporte COVID para algunas actividades y han restablecido el control sanitario en las fronteras.

El Gobierno finlandés ha adoptado esta batería de nuevas medidas después de una reunión que se ha prolongado hasta las 23.00 horas --22.00 horas en la península--, tal y como recoge la radiotelevisión pública YLE.

Tras concluir el encuentro, la primera ministra de Finlandia, Sanna Marin, ha comparecido para detallar que el horario de apertura de la hostelería se limitará y a partir del día 24 de diciembre se prohibirá la venta de productos desde las 21.00 horas y se cerrarán los establecimientos a las 22.00 horas.

A partir del 28 de diciembre las restricciones se endurecerán más y los restaurantes deberán dejar de servir a partir de las 17.00 horas y cerrar una hora más tarde, a las 18.00 horas. Actualmente, en las zonas donde hay más incidencia de coronavirus, ya hay ciertas restricciones en este sector, si bien hasta ahora se podían evitar presentando el pasaporte COVID.

Este es otro de los puntos que el Ejecutivo finlandés ha reconsiderado, pues a partir de ahora se podrá seguir presentando el certificado de vacunación para actividades de "bajo riesgo" --como visitar museos, bibliotecas o salas de arte, deportes en interior o piscinas--.

Por el contrario, el pasaporte COVID dejará de tener validez durante tres semanas en "situaciones de riesgo moderado y significativo" --como bares, restaurantes o locales de ocio nocturno, o actividades de deporte en equipo en espacios cerrados--.

La actividad educativa seguirá como hasta ahora, por lo que se mantiene la presencialidad en las aulas, si bien las autoridades sí han recomendado que las universidades desarrollen su actividad docente de forma telemática, son los propios centros de educación superior los que toman sus propias decisiones.

CONTROL FRONTERIZO

Por otro lado, el Gobierno ha detallado que el control de las fronteras se reforzará a partir del día 28 de diciembre y hasta el 16 de enero del próximo año, de tal modo que todos los viajeros --incluidos aquellos de países de la zona Schengen y la Unión Europea-- que quieran ingresar en Finlandia deberán presentar un certificado de vacunación y una prueba negativa de detección de la enfermedad con menos de 48 horas de antigüedad.

Sin embargo, estas medidas no se aplicarán a los propios finlandeses que decidan reingresar en el país, tampoco para aquellos extranjeros residentes en Finlandia ni para quienes tengan que acceder a la nación nórdica por motivos de emergencia.

Aquellos residentes en zonas fronterizas entre Finlandia y las naciones vecinas Suecia y Noruega tampoco se verán afectados por esta restricción, si bien sí que deberán presentar el certificado de vacunación o una prueba negativa realizada, como máximo, siete días antes de ingresar al país.

La pasada semana el Gobierno impuso esta medida para viajeros de fuera de la Unión Europea y fuera de la zona Schengen y anunció que estaba considerando aplicarla también a los residentes europeos y de la zona común, aunque hasta este martes las autoridades sanitarias de Finlandia no lo han aprobado.

Las autoridades sanitarias finlandesas han notificado cerca de 220.000 casos positivos desde el inicio de la pandemia, así casi 1.500 decesos a cuenta del virus.

Contador

Para leer más