Publicado 16/08/2020 14:51:47 +02:00CET

Francia anunciará en dos semanas nuevas medidas para atajar los contagios en el ámbito laboral

La ministra de Trabajo de Francia, Élisabeth Borne, a la derecha
La ministra de Trabajo de Francia, Élisabeth Borne, a la derecha - Sadak Souici/Le Pictorium Agency / DPA - Archivo

MADRID, 16 Ago. (EUROPA PRESS) -

La ministra de Trabajo francesa, Élisabeth Borne, ha hecho saber que el Gobierno declarará en dos semanas una nueva serie de medidas para atajar la expansión del coronavirus en los espacios de trabajo, un día después de que el país constatara un récord de contagios diarios tras la reapertura de los negocios y que París y Marsella fueran declaradas "zonas rojas" de alto riesgo de contagio.

Entre estas medidas se contempla la posibilidad de usar obligatoriamente mascarillas en espacios colectivos sin ventilación natural, como las salas de reunión, pero no en despachos individuales. Sin embargo, Borne ha hecho saber que concertará con los sindicatos franceses y con responsables de Sanidad un encuentro para discutir estas opciones antes de tomar cualquier decisión, según ha hecho saber al 'Journal du Dimanche'.

"El protocolo de desconfinamiento en las empresas y algunas de las 90 guías empresariales elaboradas en mayo están pensadas para adaptarse a la situación sanitaria. Por tanto, veremos qué cambios son deseables para combinar la salud laboral y la continuidad de la actividad económica", ha manifestado la ministra.

En cualquier caso, "los indicadores no son buenos", ha reconocido Borne en relación a los datos de este pasado sábado, un día en que fueron registradas 3.310 nuevas infecciones en 24 horas, en lo que se trata del cuarto día consecutivo que el país registra un máximo diario de casos tras la reapertura, hasta un total de 215.521 contagios desde el inicio de la pandemia.

En su anexo de advertencias, el Ministerio de Sanidad francés avisó de que "todos los indicadores continúan subiendo y la transmisión del virus SARS-COV-2 va en aumento", en una advertencia que afecta "a todos los grupos de edad y más particularmente a los adultos jóvenes".

El Ministerio añadió que un total de 23 departamentos del país se encuentran en situación vulnerable, París entre ellos, y tres particularmente en alerta máxima: Bocas del Ródano (donde se encuentra Marsella), Mayotte, en los territorios de Ultramar y Guyana.